El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, reconoció ayer que las informaciones "inquietantes y perturbadoras" que están apareciendo sobre los presuntos negocios ocultos del rey Juan Carlos "perturban a todos" y agradeció a Felipe VI que se haya distanciado respecto a ellas.

"Es evidente que estamos siendo testigos el conjunto de la población española de informaciones inquietantes que nos perturban a todos, a mí también", admitió el jefe del Ejecutivo en la rueda de prensa ofrecida junto al primer ministro italiano, Giuseppe Conte, en el Palacio de la Moncloa. Sánchez valoró que "la justicia está actuando" y que Felipe VI haya adoptado medidas de distanciamiento, como la que tomó el pasado 15 de marzo de renunciar a la herencia de su padre y retirarle la asignación que recibe del Estado.

"La propia Casa del Rey está marcando distancias frente a esas informaciones inquietantes y perturbadoras, y es algo que yo agradezco", insistió Sánchez.

El jefe del Ejecutivo también destacó que haya unos medios de comunicación que "no miran para otro lado, al contrario, y se hacen eco de esas informaciones" sobre la investigación abierta tanto por en España como en Suiza en torno a los presuntos negocios opacos del rey emérito.

Entre los aspectos sobre los que se está indagando, están las supuestas comisiones recibidas por el anterior jefe del Estado al hilo de la adjudicación de un contrato del AVE a la Meca y el dinero que luego transfirió a una cuenta de su amiga Corinna Larsen.

Las declaraciones de Sánchez reafirman la postura del Ejecutivo de desvincular a la Corona y a Felipe VI del comportamiento de Juan Carlos I. La portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, ya dijo el martes que "cada uno responde de manera individual" a lo que los jueces le puedan reclamar y será la justicia la que determinará las eventuales responsabilidades.

La vicepresidenta primera del Gobierno, Carmen Calvo, valoró "el papel constitucional que de manera absolutamente plena y correcta" ejerce el rey Felipe VI como jefe del Estado, que desvinculó de las actuaciones del rey emérito que investiga la justicia "de otro país".

También el presidente del PP, Pablo Casado, elogió la figura del rey Felipe VI y su "conducta ejemplar", al tiempo que eludió valorar las últimas informaciones referidas a su padre.

"Desde el PP apoyamos al jefe del Estado, el rey Felipe VI, y su conducta, que ha sido ejemplar y transparente en estos seis años de reinado", contestó el líder popular a preguntas de los periodistas.