10 de julio de 2020
10.07.2020
La Opinión de A Coruña
Elecciones vascas

Euskadi afronta unas elecciones marcadas por la pandemia pendiente del brote de Ordizia

Unos 200 vascos, no solo del brote de Ordizia, con infección de Covid-19 no podrán votar el domingo

11.07.2020 | 00:45
Urkullu: "No tengo miedo, no tenemos miedo. Lo ha vuelto a confirmar la Junta Electoral. Votar es seguro".
Euskadi afronta unas elecciones marcadas por la pandemia pendiente del brote de Ordizia

La campaña electoral más atípica de la historia de Euskadi acaba como empezó, con la pandemia de Covid 19 en el centro, ahora por el brote de Ordizia, y con los partidos con un último acto en su "casa", cada uno en su feudo tradicional.

La disputa electoral en Álava, el territorio donde menos cuesta un escaño y el único en el que tiene posibilidades Vox, también estará presente el último día en que se puede pedir el voto a los vascos.

El coronavirus ha condicionado toda la campaña, igual que ha condicionado toda la vida, y ya en marzo provocó la suspensión de las elecciones convocadas para el 5 de abril y en mayo, todavía en estado de alarma, la división entre los partidos al decidir el lehendakari Iñigo Urkullu llamar a las urnas para este 12 de julio, con el rechazo de EH Bildu y Elkarrekin Podemos y críticas del PP.

Ha sido una campaña de perfil bajo, casi subterráneo, por las muchas limitaciones que impone la situación sanitaria para hacer los actos y por la poca atención prestada por la opinión pública, más preocupada por la pandemia que por la política.

La última semana ha estado marcada por el brote de Ordizia, que hoy viernes alcanzó los 69 contagios desde que se identificó el pasado fin de semana, once más que ayer, mientras el número de nuevos positivos en el conjunto de Euskadi asciende a 31, uno más, según ha informado este viernes la consejera de Salud del Gobierno Vasco, Nekane Murga.

La consejera ha explicado que unos 200 vascos, no solo del brote de Ordizia, con infección activa de Covid-19 no podrán votar el domingo y que los contactos estrechos con PCR negativa y que están en aislamiento preventivo lo deberán hacer con medidas de "extrema" seguridad, preferentemente con el voto preparado de casa y en las horas de menos afluencia.

Quienes están pendientes de conocer el resultado de una PCR deberán esperar a recibir la comunicación de Salud, si es negativo podrán votar y si es positivo no podrán ejercer el sufragio.

Tanto Murga como la consejera de Seguridad, Estefanía Beltrán de Heredia, han indicado que no cabe establecer ninguna fórmula para que los infectados por Covid-19 puedan votar en otro momento, del mismo modo, ha explicado Murga, que no lo pueden hacer los afectados por "tuberculosis", quienes se hayan producido una "fractura de cadera" en los últimos días o hayan sufrido "un infarto o una hemorragia cerebral".

Beltrán de Heredia ha agregado que la ley no incluye la posibilidad de derivar el voto a días posteriores por este motivo y ha apuntado que los gobiernos vasco y gallego presentaron propuestas para que se pudieran habilitar procedimientos especiales para que pudieran votar los afectados por covid-19, pero la Junta Electoral Central no las aceptó al alegar que no era de su competencia.

La consejera de Seguridad ha informado, asimismo, de una resolución de la Junta Electoral de la Comunidad Autónoma que responde a una consulta de EH Bildu, en la que se reafirma en el acuerdo de ayer y reitera que "las medidas adoptadas por la Administración garantizan unas condiciones adecuadas de circulación para poder acudir a votar salvo los segmentos reducidos de población por motivos sanitarios suficientemente justificados".

Para cerrar la campaña de las elecciones del Covid los partidos han optado por hacerlo en casa, en sus feudos, salvo los socialistas, que han cambiado la Margen Izquierda vizcaína por la capital donostiarra.

Los dirigentes nacionales de partidos estatales como Pablo Casado o Pablo Iglesias han participado en actos matinales, no en los de cierre, lo que sí hará Santiago Abascal.

Así, el PNV sigue fiel a la tradición y como todas sus campañas la acabará en Bilbao con un mitin con sus dos principales figuras, el presidente del partido, Andoni Ortuzar, y el lehendakari y candidato a la reelección, Iñigo Urkullu.

EH Bildu ha aplicado el mismo esquema de bicefalia y cierre "en casa", en este caso con el líder de la formación, Arnaldo Otegi, y la candidata, Maddalen Iriarte, en un mitin en el Koldo Mitxelna de San Sebastián. La candidata también ha hecho otro acto matinal en la capital donostiarra.

Elkarrekin Podemos-IU dedica la jornada a Bizkaia con dos actos de su candidata a lehendakari, Miren Gorrotxategi. Por la mañana ha estado con Pablo Iglesias en Durango y en el cierre estará con Juan Carlos Monedero en Bilbao.

La socialista Idoia Mendia ha competido por la mañana por el preciado voto alavés y por la tarde acabará acompañada por la portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, en San Sebastián.

El candidato de la coalición PP+Cs, Carlos Iturgaiz, dedica toda la jornada a Vitoria, por la mañana acompañado por el presidente nacional del partido, Pablo Casado, y por la tarde en solitario.

También en Vitoria cerrará la campaña Vox, con su presidente, el alavés Santiago Abascal, y la diputada Macarena Olona buscando apurar su única opción de conseguir un escaño, que es en Álava.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook