El mundo del vino, en Haro, y el Camino de Santiago, en Santo Domingo de la Calzada, fueron las dos citas que centraron ayer la visita de los Reyes a La Rioja, dentro del marco de las visitas que los monarcas están haciendo a todas las comunidades autónomas tras la pandemia. En los paseos entre bodegas, recibieron los aplausos de ciudadanos y trabajadores.