14 de julio de 2020
14.07.2020
La Opinión de A Coruña
Crisis del coronavirus

El Govern impone restricciones en Lleida pero no el confinamiento domiciliario

Budó reclama a la población "corresponsabilidad" y que no salga de casa si no es imprescindible

14.07.2020 | 14:51
El presidente de la Generalitat, Quim Torra, acompañado por la consellera de la Presidencia, Meritxell Budó.

La portavoz del Govern, Meritxell Budó, ha explicado que las restricciones aprobadas para frenar el brote de COVID-19 en el Segrià (Lleida) no suponen un confinamiento "estrictamente domiciliario" de la población, a la que reclama "corresponsabilidad" y que no salga de casa si no es imprescindible.

En la rueda de prensa posterior a la reunión del ejecutivo catalán, la consellera ha indicado que "en las próximas horas" se presentará ante el juzgado contencioso-administrativo la resolución que contiene todas las medidas relativas al confinamiento de esta zona leridana, que se prevé que entren en vigor esta medianoche.

Budó ha confiado en que el decreto ley que aprobó este lunes por la noche el Govern dará cobertura legal a la mencionada resolución, que llega después de que una jueza rechazara ratificar el endurecimiento del confinamiento en el Segrià al considerar que la medida, "indiscriminada" y "desproporcionada", chocaba con competencias estatales.

"Si nada dice lo contrario, que creemos que no porque precisamente por esto ayer por la noche hicimos un Govern extraordinario para aprobar un decreto ley que nos diera este marco jurídico (...), podrá estar vigente a partir de ahora", ha agregado.

Aunque la resolución no se hará pública hasta que tenga el aval del juez, Budó ha detallado que las medidas que contiene, previstas para un plazo de 15 días, implican "volver a las primeras fases del desconfinamiento". "No tenemos que volver al confinamiento total, pero sí a las primeras fases de esa etapa de reapertura, en las que no podíamos ir a los bares, no podíamos ir a las terrazas, no nos podíamos encontrar con más de diez personas, no podíamos salir a hacer deporte colectivo", ha explicado.

Budó ha resaltado que con las nuevas medidas podrán abrir todos los comercios, también los "no esenciales", estos últimos siempre que no presten un servicio que implique un "contacto cercano" con los clientes. Al ser preguntada por cómo, con todos los comercios abiertos, se distinguirá entre quienes estén en la calle por cuestiones esenciales o no, la portavoz del Govern lo ha querido ilustrar con un ejemplo. "Por ejemplo, ir a comprar unos zapatos puede parecer que no es de primera necesidad, pero puede ser de primera necesidad porque a tu hijo le haya crecido el pie y necesitas ir a comprarle unos zapatos. Y por lo tanto sí que es algo que puedes hacer. Entonces puedes ir a comprarlos porque estas tiendas estarán abiertas, pero lo tendrás que hacer con cita previa o aviso previo", ha dicho.

Lo que se suspenderá es la apertura al público de equipamientos culturales como archivos o centros de espectáculos -bibliotecas y museos permanecerán abiertos-, piscinas y parques infantiles, entre otros. Los servicios de hostelería y restauración se podrán prestar solamente con entrega a domicilio o recogida en establecimiento con cita previa.

Budó ha insistido en que, más allá de lo que dicte la resolución, es imprescindible que los ciudadanos de la zona se hagan "corresponsables" y no salgan de casa "si no es esencial". "Estamos con un brote importante y es muy importante la concienciación ciudadana (...) Se trata de preservar la salud de todos y de evitar la propagación del virus", ha resuelto.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook