José Antonio Urrutikoetxea, Josu Ternera, al que España reclama para juzgarlo en cuatro causas por su largo historial como dirigente de la banda terrorista ETA, saldrá hoy de la cárcel parisina en la que lleva desde mayo de 2019 por el riesgo para su salud de contagiarse con el coronavirus.

El Tribunal de Apelación de París autorizó ayer la salida del etarra (69 años), en régimen de arresto domiciliario, durante seis meses.