01 de agosto de 2020
01.08.2020
La Opinión de A Coruña

Urkullu asiste gracias a un pacto "in extremis" sobre el déficit que le supondrá 1.700 millones

01.08.2020 | 00:41
Urkullu asiste gracias a un pacto "in extremis" sobre el déficit que le supondrá 1.700 millones

El lendakari, Iñigo Urkullu, decidió finalmente asistir a la conferencia de presidentes tras alcanzar un acuerdo en el último minuto sobre la senda de déficit y la capacidad de endeudamiento de las instituciones vascas. "Tras valorar el impacto de la disminución de los ingresos por la caída de la actividad económica, el Gobierno vasco y el español han acordado un objetivo de déficit del 2,6%", informó Ajuria Enea. El pacto se traducirá en unos 1.700 millones.

Además, el Ejecutivo de Euskadi y el Gobierno central han decidido fijar en el 15,9% la deuda pública vasca para 2020.

Ya en la cumbre, los barones del PP coincidieron en la necesidad de permitir a las autonomías un mayor endeudamiento, cercano al 2% del PIB. Una reclamación que acompañaron de duros ataques contra Sánchez por el acuerdo de última hora con el PNV, que, por su parte, defendió la condición de "nación" de Euskadi para justificar su relación "bilateral" con el Ejecutivo de Pedro Sánchez.

En concreto, Urkullu subrayó que no hubo una "negociación a la carta" con Euskadi en materia de déficit y endeudamiento, sino "respeto a la singularidad" porque el País Vasco se "financia a sí mismo" y no "vía el Gobierno de España". Por tanto, consideró que no se ha producido "ningún agravio".

Por su parte, la ministra de Política Territorial y Función Pública, Carolina Darias, negó también un trato discriminatorio a las otras comunidades autónomas y anunció que el Ejecutivo central se ha comprometido con ellas a celebrar el Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF) en el mes de septiembre, para acordar la nueva senda de estabilidad presupuestaria en la que se recogerán los nuevos objetivos de déficit y deuda pública hasta el año 2022.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook