18 de agosto de 2020
18.08.2020
La Opinión de A Coruña

República Dominicana y Portugal, las dos pistas falsas principales

18.08.2020 | 01:39
República Dominicana y Portugal, las dos pistas falsas principales

El paradero de Juan Carlos I ha sido una incógnita durante las dos semanas que han transcurrido desde que se comunicara su decisión de abandonar España el pasado día 3, cuando Zarzuela hizo público un comunicado en el que informó de que el padre de Felipe VI se trasladaba a vivir fuera de España para no perjudicar a la Corona.

El Rey emérito justificó su decisión por la repercusión pública de "ciertos acontecimientos pasados" de su vida privada y para facilitar a su hijo, Felipe VI, la tranquilidad y el sosiego que requiere el ejercicio de sus funciones. Emprendió viaje desde el aeropuerto de Vigo el mismo lunes, horas antes de que se divulgara el comunicado, y desde entonces se sucedieron informaciones contradictorias sobre el lugar al que voló.

En un primer momento, se dijo que estaba en la República Dominicana, en el complejo turístico de La Romana, propiedad del empresario cubano de origen asturiano José Fanjul, íntimo amigo suyo.

Otras pistas apuntaron a que desde Sanxenxo (Pontevedra), donde pernoctó la víspera de su marcha en casa del regatista Pedro Campos, cruzó la frontera y se instaló en Portugal, si bien unos medios le situaban en Estoril y otros en Azeitão, a unos 35 kilómetros al sur de Lisboa.

Posteriormente, este diario publicó que había volado desde el aeropuerto de la ciudad gallega en jet privado a Abu Dhabi, un viaje de 5.600 kilómetros, para instalarse en un lujoso hotel, donde ha estado en varias ocasiones desde su abdicación en 2014. El digital Nius aportó una foto que, aseguraba, correspondía a su bajada por la escalerilla del avión al llegar a la capital de Emiratos Árabes Unidos.

Durante su viaje, Juan Carlos I contactó con varios amigos, a los que comentó que su salida de España es un "paréntesis", dejando abierta la posibilidad de que se trate de una marcha temporal. Durante estas dos semanas don Felipe no ha hecho comentario alguno cuando en un par de ocasiones los periodistas le han dirigido preguntas sobre el paradero de su padre.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas