18 de agosto de 2020
18.08.2020
La Opinión de A Coruña

Las vacaciones más laborales de la Familia Real

Felipe, Letizia y sus hijas se han limitado en Baleares a cumplir con su agenda de visitas

18.08.2020 | 13:51
Los Reyes y sus hijas, en Mallorca.

"Como decía el padre de Julio Iglesias, esto ha sido raro, raro, raro". Así define el veterano fotógrafo Bernardo Paz las vacaciones en Mallorca de la Familia Real de este 2020. Unas vacaciones sin momentos relajados, dedicadas al trabajo, y con cambios importantes, como la visita a las otras islas del archipiélago, como Menorca y Ibiza. Unos días que han estado marcados por la ausencia de salidas de ocio, de regatas o de salidas con amigos; el objetivo de estas visitas a la Comunidad Autónoma era la promoción de Balears como destino seguro ante la crisis provocada por la Covid-19 y el "relanzamiento" de la imagen internacional de Felipe VI, Letizia, Leonor y Sofía (apoyados asimismo por varios ministros del Gobierno en sus visitas) después de la crisis institucional que está viviendo la Corona con la marcha de Juan Carlos I –cuyo paradero se reveló este lunes: Emiratos Árabes Unidos–, según apunta la periodista y colaboradora de este periódico Vanessa Sánchez.

Algo que llamó la atención del fotógrafo fue la visita a Petra, el primer acto oficial –que no era una audiencia con las autoridades– de estas "no vacaciones" de los reyes y sus hijas: "Me parece una de las mejores acciones que podrían haber hecho, sobre todo con la que está cayendo", dice, refiriéndose tanto a la crisis del coronavirus como a la situación de la institución después de la partida de Juan Carlos I. "No solo fue una forma de apoyar la proyección de la figura de Junípero Serra al exterior, sino también de demostrar su compromiso intelectual e ideológico con el personaje. Creo que es una de las acciones más comprometidas que ha hecho por aquí Felipe VI desde que es rey", recuerda Paz.

Sobre la salida al espacio del proyecto socioeducativo Naüm, el fotógrafo destaca que es interesante por el hecho de haber podido ver a la princesa Leonor interactuar junto a otros adolescentes: "La heredera es una desconocida para los ciudadanos españoles. En general, tienen a sus hijas muy apartadas de los focos. Este año ha sido uno de los que más las hemos visto, incluyendo estas dos salidas en la isla. Ojalá esto se convierta en algo más cotidiano", apunta Paz, que afirma que esperaba que la reina Sofía saliera a pasear con sus nietas mientras los reyes estaban en Menorca y Ibiza, algo que no ha sucedido y que lamenta: "Podrían haber hecho muchas cosas que no han hecho, y parece que han puesto [la Casa Real] a Sofía y Juan Carlos I en el mismo saco. Estamos en un punto de inflexión, ya nada volverá a ser igual", señala. Los motivos: la crisis institucional de la Corona y la crisis de salud y socioeconómica derivada del coronavirus.

El ex jefe de Protocolo del Govern de Baleares, Albert Candela, quien ha estado siempre muy cerca de los monarcas durante sus visitas a la isla, señala que, por lo que ha seguido en televisión, han sido unas vacaciones con mucha intencionalidad: "Su idea era apoyar Baleares y ofrecer, con su imagen internacional, un mensaje de seguridad, más allá de las decisiones que se hayan tomado en países como Alemania o Inglaterra". Recuerda, también, que en otras ocasiones no han tenido tantos actos oficiales: "Había las audiencias y los despachos con las autoridades locales y con el presidente del Gobierno, y también la recepción social en la Almudaina. Pero, este año, al ser su intención promocionar las islas, su agenda ha sido más intensa. Han visitado puntos clave, como la Naveta dels Tudons en Menorca, el yacimiento arqueológico del Puig des Molins en Ibiza... Y además hemos visto a la reina Letizia con sus bolsos de tela de llengües, una imagen imperdible". No solo Letizia lució moda isleña, también sus hijas se calzaron con abarcas menorquinas.

La periodista Vanessa Sánchez lo tiene claro: "Han sido unas vacaciones de trabajo, tal y como apuntaron desde el principio. Nada de ocio. Además, que la reina Sofía no haya salido de Marivent desde que los Reyes llegaran a Mallorca con sus hijas indica que han querido dejar claro un mensaje: que la Familia Real son ellos cuatro". De esta manera, Sánchez apunta que la finalidad de estas acciones es "aislarse" o "desmarcarse" de todo el ruido que envuelve durante estas semanas a la institución monárquica desde la partida de Juan Carlos I.

La periodista opina que desde La Zarzuela han querido relanzar su imagen a nivel internacional, absteniéndose de participar en eventos de ocio o en salidas nocturnas con amigos para evitar polémicas, teniendo así el control absoluto "de lo que se publicará sobre ellos, de los titulares".

Subrayar la relación entre el rey Felipe VI y su heredera, la princesa Leonor, también ha sido algo de lo que se ha hablado mucho. A su llegada a Marivent el viernes, 7 de agosto, se pudo ver al monarca conduciendo con la heredera de copiloto, mientras que Letizia y la infanta Sofía iban en los asientos traseros. Una instantánea que deja un claro mensaje: que el futuro es lo importante y que lo haya pasado antes en relación a la institución no va con ellos. De hecho, durante la visita al espacio del proyecto educativo Naüm en Son Roca (Palma), cuando algunos medios aprovecharon la ocasión para preguntar varias veces por el paradero del rey emérito, toda la familia trató de evitar responder a los periodistas, y fue la reina Letizia que contestó: "No os oigo", para después seguir posando ante las cámaras.

El relaciones públicas y comunicador Tomeu Ferragut, responsable de la organización de la visita de los reyes y sus hijas a la casa natal y museo de Juníper Serra, hace una lectura positiva de estos días que la Familia Real ha pasado en Balears: "Se han interesado por los sectores más afectados por la crisis del coronavirus y han puesto en valor la figura de Junípero Serra. Esto es muy potente a nivel turístico". A su parecer, Felipe y Leticia "han venido a trabajar" y a mostrar que "con las medidas de seguridad, en esta nueva realidad también se puede hacer turismo".

No obstante, han aparcado totalmente el ocio de sus agendas. Años atrás, la Familia Real no dudaba en ir a un concierto, o hacer una salida al cine. No han estado presentes, en sus muestras de apoyo a los sectores afectados por la crisis sanitaria, los espacios culturales, haciendo caso omiso a la campaña del sector 'La cultura es segura'.

Una familia de cuatro

Lejos quedan ya las imágenes de una Familia Real numerosa en las escalinatas de Marivent. Ya no hay abuelos: mientras Juan Carlos aterriza en los Emiratos Árabes Unidos, la reina Sofía se encierra en el palacio de Marivent. Cristina de Borbón ha pasado unos días en Bidart, donde se reúne la familia Urdangarin. Allí fue bienvenida Elena, que disfrutó unos días de la compañía de su hermana, y que ya se encuentra de vuelta a España, donde se ha dejado ver en Madrid almorzando junto a unos amigos.

Son tiempos de cambios, y así lo evidencian las imágenes. La Familia Real numerosa es agua pasada. Y a la espera de lo que vendrá en el futuro, lo cierto es que el presente de la Corona tiene cuatro claros protagonistas: el rey Felipe VI, la reina Letizia, la princesa Leonor y la infanta Sofía.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook