21 de agosto de 2020
21.08.2020
La Opinión de A Coruña

Corinna Larsen declara que Juan Carlos I tiene "cientos de cuentas" en otros países

La examante del Rey emérito se defiende en una entrevista en la BBC ante lo que considera un intento de cargar sobre ella "40 años de 'modus operandi' de una empresa familiar"

21.08.2020 | 00:36
Corinna Larsen en Nueva York, en una foto de 2014.

Dos semanas después de que el rey Juan Carlos abandonase España para instalarse -al menos por ahora- en los Emiratos Árabes Unidos, la mujer que detonó la investigación judicial en Suiza, Corinna Larsen, reapareció ayer con una larga entrevista en la cadena británica BBC. Una conversación con la que quien fue amante del monarca emérito pone en práctica la estrategia de que la mejor defensa es un buen ataque. La empresaria alemana desliza nuevas sospechas sobre el exjefe del Estado, de quien asegura que tiene "cientos de cuentas" en otros países, carga contra la Casa del Rey y el CNI, y desvela detalles sobre sus cinco años de relación con Juan Carlos I.

Según Larsen, los 65 millones de euros que el Rey emérito le regaló en 2012 -por los que, entre otros hechos, ambos están siendo investigados por la justicia suiza- no fueron más que un agradecimiento. "Un reconocimiento por cuánto signifiqué para él, por cuánto significó mi hijo para él. Era gratitud por haberle cuidado durante sus peores momentos", precisó. Y tras denunciar que se siente utilizada como cabeza de turco, la empresaria lanzó otro dardo contra Juan Carlos I: "Lo que me parece extraordinario es que estén convirtiendo 40 años de modus operandi de una empresa familiar en un foco sobre una persona. Y esa persona soy yo... porque habrá cientos de cuentas en otras jurisdicciones". No dio más detalles sobre esas cuentas opacas e insiste en que el Rey no intentaba esconder o lavar el dinero al dárselo a ella. En 2014 Juan Carlos I le pidió que se lo devolviera, lo que atribuye a "un berrinche" en un intento de que volviera con él. "Estaba muy sorprendida porque, obviamente, es un regalo enormemente generoso. Habíamos tenido conversaciones en el 2011 sobre su deseo de gestionar su testamento en vida. Empezó a hablar sobre su muerte y lo que quería dejar en su testamento. También mencionó que quería ocuparse de mí, pero no discutimos cantidades. Le preocupaba que su familia no respetara su voluntad", explicó Larsen a la BBC.

La justicia helvética investiga la procedencia de ese dinero, que supuestamente fue un pago que el difunto rey de Arabia Saudí había enviado a una cuenta bancaria en Suiza vinculada con una fundación opaca panameña cuyo beneficiario era Juan Carlos I. La causa trata de esclarecer si detrás de esos fondos hay comisiones ilegales a cambio de la adjudicación a empresas españolas del AVE a La Meca.

El otro frente de ataque de Corinna durante la entrevista es el CNI, al que acusa de hostigarla a raíz de la cacería de Botsuana en el 2012, en la que sufrió un accidente. Larsen tuvo que ocuparse de la repatriación del monarca porque "no había ningún plan". "Desde el momento en que regresé de ese viaje quedé bajo una vigilancia total. Fue el principio de una campaña para pintarme como una Wallis Simpson, una Lady Macbeth, una suerte de personaje maligno que llevó a este maravilloso hombre por el mal camino en ese viaje durante una gran crisis económica", añadió. Siempre según su relato, tras el safari, la examante de Juan Carlos I empezó a recibir "una atención no deseada" del Centro Nacional de Inteligencia.

En su extensa entrevista, Larsen se refirió a la fiesta en la que conoció al monarca en febrero del 2004 y cómo avanzó la relación. "Conectamos de inmediato. Nos encontrábamos en Madrid, en una casita de campo dentro de la finca de El Pardo y viajábamos juntos". En aquel momento, Juan Carlos I acaba de salir de una relación de "veinte años" con otra mujer, y la suya se prolongó hasta 2009, cuando Corinna Larsen decidió romper con el monarca después de que él le confesara que desde hacía tres años se veía con otra. Poco antes, Juan Carlos manifestó al padre de Corinna su intención de casarse con ella.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook