22 de agosto de 2020
22.08.2020
La Opinión de A Coruña

El fiscal halla "indicios de responsabilidad penal" en el gasto electoral de Podemos

El frente judicial de la formación se agranda con las sospechas del Tribunal de Cuentas sobre un pago de 363.000 euros a una productora para las elecciones de abril de 2019

22.08.2020 | 00:42
Pablo Iglesias.

Pablo Iglesias tiene un nuevo frente judicial abierto. Tras la imputación de Podemos como partido y tres de sus dirigentes por posibles irregularidades en la financiación, la Fiscalía del Tribunal de Cuentas coloca ahora el punto de mira en los gastos electorales de la formación, en los que aprecia "indicios sugerentes de responsabilidad penal". En concreto, el organismo fiscalizador solicita a la justicia ordinaria que investigue el contrato que realizó Unidas Podemos con la consultora Neurona Consulting para la campaña de las elecciones generales del 28 de abril del año pasado, al apreciar un posible delito de fraude electoral y de falsedad documental en las cuentas aportadas por la formación.

El fiscal del Tribunal de Cuentas, Miguel Ángel Torres, pidió al partido morado más información sobre la contratación de esta empresa. Sin embargo, como desveló ayer la cadena SER, pese a la nueva documentación aportada, Torres considera en su escrito que no están suficientemente acreditados los servicios facturados por Unidas Podemos a la consultora Neurona por importe de 363.000 euros en un contrato firmado el 6 de mayo del 2019 y sospecha que pudo ser simulado. Además, al fiscal le llama la atención que "Neurona Consulting se inscribiera en el registro mercantil el 19 de marzo del 2019, unos 15 días antes de facturar a Unidas Podemos. O el hecho de que no coincide su objeto social con las prestaciones contratadas".

Durante la fiscalización de los gastos de los comicios de primavera de 2019, "se solicitó a la formación sucesiva información en relación al gasto [290.000 euros], en concreto, un presupuesto detallado en el que se desglosaran los distintos servicios y se valorara económicamente cada uno de los conceptos de facturación" a esta empresa, detalla el escrito. En ese primer momento, el fiscal consideró que pese las alegaciones aportadas por Unidas Podemos -vídeos y diseños publicitarios- no quedaba "suficientemente acreditada su efectiva elaboración por parte del proveedor". Fue entonces cuando Unidas Podemos, según el documento, "envió un contrato de prestación de servicios, por importe de 363.000 euros, firmado electrónicamente el 6 de mayo del 2019 y una factura correspondiente a dicho contrato emitida el 5 de abril del 2019".

Torres, que carece de competencias penales, insta a la justicia ordinaria a indagar la contabilidad de Unidas Podemos en las elecciones generales del año pasado y, en concreto, la facturación de servicios con Neurona Consulting. "La necesaria y ulterior investigación para determinar si tales irregularidades tienen relevancia penal corresponde a la Fiscalía competente", aclara en una nota la Fiscalía del Tribunal de Cuentas. Ello anticipa el envío de la documentación en los próximos días a la Fiscalía de Madrid, que será la que en última instancia deba determinar si existen o no indicios suficientes para elevar una investigación a los tribunales.

Este nuevo frente judicial viene a sumarse al abierto de por las denuncias de un letrado despedido de la formación que lidera Pablo Iglesias. En más de tres horas de declaración ante el juez, el exabogado de Podemos José Manuel Calvente reconoció en varias ocasiones que no cuenta con documentos que prueben de forma fehaciente los hechos que denuncia. Las irregularidades estarían relacionadas con contratos electorales, disposición de fondos de la caja de solidaridad, las obras de la nueva sede y las nóminas infladas. Sobre estas "sospechas" de Calvente se sostendría la imputación del partido y de tres dirigentes.

La ministra de Igualdad, Irene Montero, instó ayer a que "investiguen todo lo que tengan que investigar" y a que los tribunales "hagan su trabajo con rigor", aunque anticipa que, como ya ocurrió otras veces, la indagación concluirá "sin encontrar nunca ningún indicio de delito".

La portavoz parlamentaria del PP, Cuca Gamarra, reclamó ayer la salida de Pablo Iglesias del Gobierno ante los indicios de delito en la actividad de su partido. "Exigimos que dimita o que le cese el presidente Pedro Sánchez", manifestó la recién estrenada portavoz parlamentaria del PP, quien considera que "la corrupción está acorralando en estos momentos al vicepresidente".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook