29 de septiembre de 2020
29.09.2020
La Opinión de A Coruña
Operación Kitchen

Las grabaciones de Villarejo: "Cospedal todavía me debe 100.000 pavos más gastos"

El excomisario dice en una conversación que la deuda hizo que la entonces ministra dejara de verle

29.09.2020 | 11:10
María Dolores de Cospedal, en una foto de archivo.

El excomisario José Villarejo aseguró en una conversación que María Dolores de Cospedal le debía "100.000 pavos más los gastos", una deuda por la que la entonces secretaria general del PP dejó de verle, aunque él mantuvo la relación a través de su marido, Ignacio López del Hierro.

Así consta en una de las grabaciones intervenidas a Villarejo en 2017 en la que habla de estos asuntos con varias personas y que ha sido incorporada al sumario de la pieza Kitchen del caso Tándem, en el que se investiga un posible espionaje al extesorero del PP Luis Bárcenas para recuperar documentos que podrían comprometer a dirigentes del PP.

"María Dolores ya no quiere verme porque las últimas veces le dije, dame mi pasta y le creo una situación y le dije tía 100.000 pavos más los gastos que he tenido más tal, no que tal, no te preocupes que ya... pero claro ya la última vez le dije, me voy a cagar en la madre, un poquito de cabreo y ya no quiere verme", le relata el excomisario a ese abogado, según un informe policial al que ha tenido acceso EFE.

En la conversación participan el abogado Javier Iglesias, el empresario Adrián de la Joya y el entonces director del Centro de Inteligencia contra el Terrorismo y el Crimen Organizado (CITCO), José Luis Olivera, horas antes de que Villarejo se reuniera con López del Hierro.

El excomisario vuelve a sacar este asunto: "Como la otra todavía me debe 100.000 pavos más los intereses y más su puta madre... ¡Claro! Porque estamos en eso, pero si él me (ininteligible) le perdono los 100.000 pavos, fíjate...".

"Si se pone borde y tal y cual que se los meta en el chocho y si no me va a dar cien, más los intereses, más tal, más las costas y el otro día... Y ¡claro! Como ya la última vez que he hablado con ella le decía, oye tía mi pasta, claro, se sentía mal y ya siempre ya me ha puesto excusas, ya hoy no puedo, ya tal y cual...", aseguró.

Según su versión, Cospedal envió entonces a su marido y según les comentó a sus interlocutores que "últimamente", cuando se veía con López del Hierro, él hacía una serie de cosas "para que no le chicharree" (que no le grabe).

"Como si sirviera para algo... La tengo diciendo que hay que montar a la hermana!! Un día que estaba más cabreada que la hostia y dice he tenido que matarlos... a este hijo de puta hay que matarlo y yo le decía pero María Dolores no me jodas, que estás de broma y tal... No, es que hay que matarlo, este hijo puta nos ha robado, ¡espérate!... ¿Qué te parece? Primero lo de RATO, luego lo de esto, luego...".

A lo largo de las conversaciones recogidas en esta pieza, la número 7 del caso Tándem, Villarejo hace alusión a la rivalidad entre Cospedal y la exvicepresidenta Soraya Sanz de Santamaría, a la que apoda "la pequeñita", una lucha de poder que, según el excomisario, las llevó a maniobrar para colocar a sus propios candidatos en la cúpula policial.

"Yo creo que al final la pelea entre estas dos chicas, entre la pequeñita y la Cospe, se va a recrudecer, porque esto al final es una pelea entre las dos para la sucesión, por mucho que ha dejado claro el soplapollas este del Presidente que tenemos que el no...", opina el excomisario en una de sus conversaciones grabadas.

En otra, habla de que Cospedal le había comentado que la "pequeñita" se había interesado por el nombramiento del nuevo director adjunto de la Policía (DAO), "y había hablado con Zoido (Juan Ignacio)", exministro de Interior del PP, que sucedió en el cargo a Jorge Fernández Díaz, al que el juez ha imputado por el espionaje a Bárcenas.

"Y dice: pero qué pinta la vicepresidenta en el nombramiento del DAO. No, no, no, ahí no me ha dicho no, y le he dicho sabes lo que tenéis que hacer, hablar...no, no, no, hablar con Zoido, si es que, habla con Zoido",
A lo que, según él, Cospedal le respondió: "es que no quiero que vaya a fortalecer la pelea interna que hay ahí en la Policía y que es mejor que no se qué y tal y cual".

Villarejo le recordó a Cospedal que a Zoido lo había traído ella, y esta, tras decirle que hablaría con 'El Asturiano' -como llamaba el excomisario al expresidente Mariano Rajoy, según los investigadores-, le pide a Villarejo que utilice "las vías" que estime oportunas "para que llegue a él... porque también el Asturiano piensa que ya es una pelea con la otra y dice: Y esto es de locos... Y digo: Os vais a dar de hostias, vamos os vais a cagar...".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook