30 de septiembre de 2020
30.09.2020
La Opinión de A Coruña
Crisis del coronavirus

Ayuso rompe el acuerdo con Illa y se resiste a los cierres

Madrid quiere que la capacidad hospitalaria, muy alta en la comunidad, también se tenga en cuenta

30.09.2020 | 16:08
Salvador Illa e Isabel Díaz Ayuso.

Ni 24 horas ha durado esta vez el acuerdo. Isabel Díaz Ayuso ha decidido romper el pacto alcanzado el martes por la tarde con el ministro de Sanidad, Salvador Illa, por el que aceptaba el confinamiento perimetral de la capital de España y otros nueve municipios de la región. Los cierres se derivaban de unos criterios generales que se aplicarían a toda España, como pedía la Comunidad, pero que sólo los municipios madrileños cumplen en la actualidad.

La Consejería de Sanidad ha explicado en un comunicado su disconformidad con varias de las propuestas del ministerio. No quiere que se trate por igual a todos los distritos de Madrid capital, exige que se tenga en cuenta la capacidad hospitalaria y la diagnóstica, ambas muy altas en Madrid, y pretende que se mejore la seguridad jurídica a la hora de implantar un confinamiento. También reclama que se de a conocer "la base científica y técnica" que avala el nuevo criterio de los 500 contagios por "100.000 habitantes".

El preacuerdo del martes se alcanzó en el denominado Grupo Covid-19, en el que la representación de la Comunidad corresponde al vicepresidente, Ignacio Aguado, de Ciudadanos, y el consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, ambos más proclives a tomar medidas más drásticas que Ayuso. Al otro lado de la mesa se sentó Illa, encabezando la representación ministerial.

La presidenta regional ha publicado en su cuenta de Twitter un mensaje en el que asegura que "no se rompe nada", sino que se busca "un texto consensuado y basado en parámetros técnicos, no en tres genéricos". Las comunidades autónomas presididas por el PP han votado en contra esta mañana de la propuesta del Ministerio de Sanidad en la comisión técnica de Salud Pública que ha tenido lugar previamente al Consejo Interterritorial.

Elasticidad hospitalaria

Respecto al sistema hospitalario, la consejería pretende que se tenga en cuenta "la capacidad de elasticidad de camas en hospitalización y en ucis". "La Comunidad de Madrid tiene disponibilidad de ampliar la capacidad hospitalaria en caso necesario y está construyendo además un nuevo hospital público que incrementará notablemente dicha respuesta asistencial", añade.

Durante los meses de marzo y abril el colapso hospitalario fue tan grande que se dio la orden de no trasladar a los hospitales a los enfermos de las residencias de ancianos. Varios centros de la región ya han tenido que cancelar citas y operaaciones de otras patologías, mientra en La Paz, por ejemplo, los enfermos de covid esperan en el gimnasio a que se liberen camas.

La Consejería se vanagloria de tener la mejor capacidad diagnóstica de España, hasta el punto de que estaría en disposición de "hacer un test a cada madrileño" con la ayuda del Gobierno central. La realidad es que más del 20% de los PCR dan positivo, lo que es un índice de que la capacidad diagnóstica no mide adecuadamente a la extensión de la epidemia. Muchos casos se escapan. El porcentaje no debería superar el 3%, según el borrador de acuerdo del Consejo Interterritorial. En el resto de España la media es del 8%.

De los 21 distritos de Madrid, 18 superan los 100.000 habitantes, por lo que la Comunidad considera que los indicadores no pueden aplicarse a toda la ciudad en su conjunto. Una afirmación con pocas consecuencias prácticas ahora mismo, porque solo hay uno, el de Hortaleza, que no supera los 500 casos por 100.000 habitantes y, por lo tanto, sólo éste se 'libraría' del confinamiento.

Las restricciones

De estos municipios sólo se podrá salir para ir a trabajar, al médico, a asistir a centros educativos, a cuidar a mayores o dependientes, a realizar exámenes y varias causas más. En el interior de estas zonas hay libertad de movimientos, dado que los comercios y bares estarán abiertos, con un aforo del 50%, que sube al 60% en el caso de las terrazas. Los primeros cerrarán a las 22.00 horas y los segundos, a las 23.00 horas, pero no podrán admitir nuevos clientes a partir de las diez de la noche.

Eso sí, se cerrarán los parques infantiles, una de las medidas adoptadas por Ayuso en las 45 áreas sanitarias que superan los 1.000 contagios que ha tenido más contestación. El Gobierno argumenta que con esta medida se "procura evitar la interacción en grupos mayores de seis personas y evitar aglomeraciones".

En cualquier caso, se lanzará la recomendación de que evitar al máximo los desplazamientos innecesarios.

Las academias y autoescuelas también deberán cumplir el aforo máximo del 50%, al igual que las instalaciones deportivas (con un 60% en espacios exteriores).

Además, el Ministerio propone que la Comunidad de Madrid (la única que supera los umbrales) refuerce sus capacidades de detección precoz y control de la enfermedad en el ámbito sanitario, dado que desde hace semanas, los centros de salud están desbordados y los resultados de las PCR se demoran, en algunos casos, más que la cuarentena.

El documento que será analizado esta tarde en el Consejo Interterritorial da un plazo de 48 horas al Gobierno regional para que adopte las disposiciones contenidas en el mismo. Asimismo, establece que la situación epidemiológica se revisará semanalmente, por parte de la administración autonómica y el Gobierno central, para valorar conjuntamente si conviene modificar las restricciones o no.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook