30 de septiembre de 2020
30.09.2020
La Opinión de A Coruña
Cataluña

El Govern dejará "sin efecto" la sustitución de Torra si el TC suspende la inhabilitación

Budó valora las consecuencias de que la medida pudiera quedar suspendida de forma cautelar

30.09.2020 | 14:12
Meritxell Budó.

La portavoz del Govern en funciones, Meritxell Budó, ha recordado este miércoles que la sustitución del ya expresidente de la Generalitat Quim Torra por el vicepresidente, Pere Aragonès, quedará "sin efecto" si el Tribunal Constitucional (TC) suspende de forma cautelar la ejecución de la sentencia del Tribunal Supremo (TS) sobre su inhabilitación.

El pleno del TC estudiará el 6 de octubre si admite a trámite el recurso de amparo presentado por la defensa de Torra -en el que pide que suspenda de forma urgente la pena de inhabilitación que confirmó este lunes el Tribunal Supremo- y decidirá si admite la solicitud de suspender la ejecución de la sentencia.

Tras la reunión del Govern, la primera encabezada por el vicepresidente y president sustituto interino, Pere Aragonès, tras la inhabilitación de Quim Torra, Budó ha hecho referencia al decreto de sustitución aprobado para formalizar en nuevo reparto de papeles en el seno del ejecutivo catalán.

Budó ha querido destacar la disposición final, que señala que el decreto quedará "sin efecto" en caso de que "se suspenda la ejecución de la sentencia" por la que se condena a Torra a un año y medio de inhabilitación por desobediencia.

El Govern prevé, pues, la "reversión inmediata" de este decreto de sustitución aprobado hoy si el TC "acepta las cautelares y deja sin efecto la sentencia del Tribunal Supremo.

"Si eso pasara, inmediatamente este decreto quedaría sin efecto y se podría restituir la presidencia de la Generalitat", ha afirmado Budó, que no ha querido polemizar por el hecho de que no se haya publicado en el Boletín Oficial del Estado (BOE) un real decreto sobre el cese de Torra, previo al decreto de sustitución de la Generalitat.

Según Budó, el cese "se tendría que haber publicado en el BOE", porque eso es "lo que daría las máximas garantías jurídicas" a la decisión, aunque a criterio del Estado "no es un paso obligatorio".

Asimismo, ha explicado que la oficina de la que podrá disponer Torra como expresident "aún no está en funcionamiento", pero "si finalmente el TC no acepta las cautelares" se comenzará a proceder para dotar a Torra de "todas las herramientas necesarias para ejercer sus funciones" como expresidente de la Generalitat.

Budó ha denunciado que esta condena ha sido fruto de "una decisión política carente de justicia y proporcionalidad" y se ha mostrado convencida de que "los tribunales europeos darán la razón" a Torra.

En la reunión de esta mañana, nadie ha ocupado la silla donde se sentaba Torra, "en señal de respeto y solidaridad" con el president inhabilitado, ha explicado Budó.

De hecho esta mañana ha habido dos reuniones: una a las 9.00 horas, de carácter extraordinario, para aprobar el decreto que convierte a Aragonès en el sustituto provisional de Torra, y otra a las 11.30 horas, esta ya ordinaria, para impulsar los diferentes acuerdos sectoriales.

El Diario Oficial de la Generalitat de Cataluña (DOGC) ha publicado posteriormente el decreto, con la firma de todos los consellers del Govern, mediante el cual Aragonès asume el grueso de las funciones presidenciales, aunque con ciertas limitaciones.

"El vicepresidente del Govern y conseller de Economía y Hacienda substituye al presidente de la Generalitat", establece el artículo 1 del decreto, si bien el artículo 2 puntualiza que Aragonès "ejerce las atribuciones de la presidencia de la Generalitat de acuerdo con los límites propios de una sustitución y de un gobierno en funciones".

Eso significa, por ejemplo, que Aragonès no puede plantear una cuestión de confianza, ni nombrar o revocar consellers, ni convocar elecciones, como tampoco puede impulsar desde el Govern en funciones un nuevo proyecto de presupuestos ni otros proyectos de ley.

Sin actos del 1-O

Por otra parte, Meritxell Budó, ha explicado  que la Generalitat no celebrará ningún acto conmemorativo por el tercer aniversario del 1-O y ha vinculado esta decisión a la inhabilitación del expresidente de la Generalitat Quim Torra.

En rueda de prensa posterior a la reunión del Consell Executiu y a la reunión del Govern que ha aprobado el decreto que proclama a Pere Aragonès como presidente sustituto del ya expresidente Quim Torra tras su inhabilitación, ha afirmado que esta es la "mejor manera de evidenciar que la represión continúa", que no hay presidente y que el Govern está en funciones.

Sin embargo, Budó ha explicado que está previsto que los consellers participen en actos con motivo del 1-O organizados por los partidos y entidades.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook