10 de octubre de 2020
10.10.2020
La Opinión de A Coruña

El Rey llama a la "unidad" para superar la crisis generada por la pandemia

Felipe VI y Pedro Sánchez entregan en Barcelona unos premios económicos en medio de un fuerte dispositivo de seguridad - Pide "una apuesta decidida por la nueva economía"

10.10.2020 | 01:01
El Rey saluda a Pedro Sánchez y a un mosso a su llegada a Barcelona.

El Rey Felipe VI pidió ayer en Barcelona que los españoles se esfuercen en dar "imagen de unidad" para superar la crisis provocada por el coronavirus. "España se ha labrado merecidamente una imagen internacional asociada a la competitividad y a la excelencia productiva. Trabajemos juntos por mantenerla, y por aumentarla donde sea necesario", afirmó el jefe del Estado durante su discurso en la entrega de premios de la BCN New Economic Week.

Felipe VI no visitaba Cataluña desde noviembre de 2019. De hecho, tenía previsto un viaje hace algunas semanas para participar en la entrega de los despachos a los alumnos de la Escuela Judicial, pero, como coincidía con la fecha prevista del anuncio de la sentencia de inhabilitación de Quim Torra, el Gobierno prefirió evitarlo. Ayer, sin embargo, el presidente del Ejecutivo, Pedro Sánchez, quiso estar junto al Rey en Barcelona, a pesar de que casi a la misma hora se celebraba el Consejo de Ministros que acordó aplicar el estado de alarma en Madrid. Como ya se había anunciado, ni el "president" sustituto, Pere Aragonès, ni ningún otro miembro del Govern acudieron al acto. Tampoco Ada Colau, que dejó la representación del Ayuntamiento de Barcelona a su primer teniente de alcalde, el socialista Jaume Collboni.

Blindaje

Los alrededores de la Estación de Francia, que acogía el acto, amanecieron blindados por los Mossos d'Esquadra. Las organizaciones independentistas que habían convocado a sus seguidores para protestar contra el Rey se quedaron a muchos metros del recinto, y, en cualquier caso, no lograron reunir a una muchedumbre. Sí colgaron una pancarta frente a la estación, que los Mossos ordenaron retirar poco después de que se desplegase.

El Rey dio a su discurso en la capital catalana una orientación puramente económica. Subrayó el "carácter cosmopolita y moderno" que "siempre ha caracterizado" a Barcelona, e insistió en que, "a pesar del impacto de la pandemia", la ciudad siempre encuentra la forma demostrar su espíritu "innovador".

Felipe VI recordó en varias ocasiones la necesidad de proyectar una "imagen de unidad" para proporcionar "un entorno estable y beneficioso para las empresas, generando así mayor riqueza y empleo", sobre todo en una época en que la crisis sanitaria ha multiplicado las incertidumbres laborales y sociales. "Una imagen internacional positiva contribuye siempre de forma significativa a la economía", sostuvo el monarca.

También afirmó el jefe del Estado que, en un mundo en "constante transformación", es necesario "hacer una apuesta decidida por la nueva economía". "Y estoy seguro de que todos los profesionales de más de cien países que durante esta semana han tenido ocasión de intercambiar en Barcelona opiniones, conocimientos y experiencias habrán podido identificar vías claras para la reactivación de la economía global", añadió.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook