Nuevas críticas a España por la reforma que plantea el Gobierno para renovar a los miembros del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ). El Consejo de Europa le advirtió de que la reforma que prepara no se ajusta a los estándares requeridos por la organización internacional. El Ejecutivo ha propuesto reformar el sistema de mayorías necesarias para renovar a los vocales de manera que no se necesite el apoyo del PP si ahora se requiere el apoyo de tres quintas partes del Congreso la propuesta plantea solo la necesidad de mayoría absoluta.

"Esta iniciativa legislativa se aparta de las normas del Consejo de Europa relativas a la composición de consejos judiciales y elección de sus miembros y puede resultar en una violación de los estándares anticorrupción del Consejo de Europa" reza la carta remitida al Gobierno. "Los Consejos de la judicatura, en los estados miembros donde existan, deben ser órganos independientes que busquen salvaguardar la independencia del poder judicial y de los jueces individuales, una condición sine qua non para una lucha eficaz contra la corrupción", añade el texto.

Por su parte, el líder del PP, Pablo Casado, puso en valor el criterio del Consejo de Europa y animó a "aceptar" la proposición de ley que ha registrado el Grupo Popular para renovar el máximo órgano de la judicatura.

Las advertencias de la organización internacional se suman a las reticencias planteadas en Bruselas por la Unión Europea. La Comisión Europea advirtió ya la semana pasada de que cuando un Estado miembro emprende una reforma de su sistema judicial debe consultar antes los cambios con las partes afectadas y con el Consejo de Europa, además de garantizar que la "independencia judicial" no se vea comprometida en este proceso.

Tras ese toque de atención, el presidente Pedro Sánchez ofreció de nuevo negociar al PP la reforma prevista.