La Fiscalía Anticorrupción remitió un escrito al juez del caso Villarejo en el que solicita archivar la pieza donde investiga si la examiga de Juan Carlos I Corinna Larsen contrató al excomisario José Villarejo para que espiara datos personales de una asistente española de la que sospechaba.

Así, los fiscales solicitaron al magistrado de la Audiencia Nacional Manuel García Castellón que cierre la pieza Carol, reabierta el pasado mes de julio, al considerar que no existen indicios suficientes para continuar con la causa. Con la reapertura, el magistrado acordó imputar a la empresaria Larsen, a Villarejo, a su socio Rafael Redondo y al expresidente de Telefónica Juan Villalonga.

La Fiscalía respaldó la alegación con la que la empresaria se opuso a su imputación y que apoyó con un informe pericial que afirmaba que Villarejo estaba ya jubilado cuando mantuvieron un encuentro en Londres, del que supuestamente habría salido el encargo investigado. Anticorrupción cuestionó la tesis del juez de que cuando Larsen le hizo supuestamente ese encargo, Villarejo estuviese en activo.

Además, recientemente, la Unidad de Asuntos Internos de la Policía remitió un informe al juez en el que comunicaba que no había hallado ningún dato que corroborara que Larsen había contratado a Villarejo, argumento del que se sirvió el excomisario para adherirse al recurso de la empresaria contra la reapertura de esta pieza.