El PNV despachó su intervención en 82 segundos para no contribuir al uso "espurio" de esta herramienta parlamentaria y no dar "protagonismo" a la "patochada" de Vox, según explicó su portavoz, Aitor Esteban, para quien el líder de Vox, Santiago Abascal, es "candidato por eliminación" porque no quedaba otra "después de las calabazas que habían recibido".

Además, afeó que con la moción Vox no aspire a conseguir el apoyo de ningún grupo político, sino que únicamente busca "sembrar la cizaña y el odio" con una "mezcolanza de ideas simplonas y contradictorias" para lograr "minutos de telediario", afirmó.

El portavoz del PNV acusó a Vox de decir que "el régimen de Franco fue mejor" y criticó que quiera ilegalizar "a quienes no le gustan", incluido su partido.

"El PNV no contribuirá a dar protagonismo a esta patochada de moción de censura, evidentemente votaremos no", finalizó Esteban, pidiendo a la presidenta del Congreso, Meritxell Batet, que usase sus 29 minutos restantes para otro turno.

El candidato de Vox criticó a Esteban por una intervención que "prácticamente no ha dicho nada" y tildó al PNV de "niños mimados del bipartidismo", acusándoles de arrogarse la representación del pueblo vasco por el nombre de su grupo parlamentario. Abascal también les tachó de "traidores" y dijo que fueron fundados "por un lunático como Sabino Arana".