El portavoz de Esquerra Republicana, Gabriel Rufián, defendió ante el líder de Vox la legitimidad de que la izquierda esté en el Gobierno de España, y ante sus lamentos por ello le aconsejó: "A llorar, a Mingorrubio". En su turno de réplica, Santiago Abascal se burló de que Rufián dijera que mantiene el acta de diputado para combatir a Vox: "A ver, supermán, que hay cola".