Uno de los dos fiscales que investiga desde 2017 al excomisario José Manuel Villarejo, Ignacio Stampa, quedará fuera de la Fiscalía Anticorrupción, al no haber sido propuesto para una de las nueve plazas vacantes en el órgano por la fiscal general del Estado, Dolores Delgado, después de que no recibiera ningún apoyo del Consejo Fiscal, informaron ayer fuentes fiscales.

Stampa trabaja en la Fiscalía Especial en situación de comisión de servicios, al igual que Miguel Serrano, el otro fiscal también adscrito al caso Tándem, en el que se investigan las cloacas policiales y cuyo principal imputado es Villarejo. La diferencia es que Serrano sí ha recabado el apoyo de algunos miembros del Consejo Fiscal, en concreto, los nombrados por la Unión Progresista de Fiscales y del fiscal jefe de Inspección, Fausto Cartagena, por lo que Delgado le ha adjudicado una de las plazas en disputa.