La Fiscalía del Supremo ha informado a la Sala Segunda en contra de las querellas de Vox y el partido Laócrata contra el ministro de Transporte, José Luis Ábalos, en las que se le atribuía un delito de prevaricación por haberse reunido con la vicepresidenta de Venezuela, Delcy Rodríguez, en el aeropuerto madrileño Adolfo Suárez-Barajas. El informe afirma que en las querellas "no se evidencia ni el dictado de una resolución administrativa, ni mucho menos su injusticia y arbitrariedad", lo que imposibilita el delito que denuncian los querellantes.

Las querellas atribuyen a Ábalos un delito de prevaricación por haber prestado autorización para que Rodríguez "atravesara el espacio aéreo español y aterrizara" en el aeropuerto madrileño, pese a que "tenía prohibida su estancia y tránsito por el espacio europeo". Sin embargo, argumenta la Fiscalía, lo hacen a partir de artículos de prensa, "exclusivamente", y de la "declaración notarial de un trabajador que ni siquiera especifica su puesto de trabajo".