La Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional ha dado un plazo de diez 10 días a los seis condenados a penas graves en el caso Gürtel, entre los que se encuentra Rosalía Iglesias, esposa del extesorero del PP Luis Bárcenas, para su ingreso voluntario en prisión.

Además de a Iglesias, la decisión afecta al exalcalde de Pozuelo de Alarcón (Madrid) Jesús Sepúlveda, el exconcejal de Estepona (Málaga) Ricardo Galeote, el contable José Luis Izquierdo, María del Carmen Rodríguez Quijano -exmujer del líder de la trama, Francisco Correa- y el exviceconsejero Carlos Clemente. El Tribunal adopta esta decisión en una providencia notificada ayer, una vez recibidos los informes del Ministerio Fiscal en los que no se opone a la concesión de plazo para el ingreso voluntario de los condenados a penas graves, en ejecución de la sentencia firme del Tribunal Supremo que confirmó la condena inicial de la Audiencia Nacional.

El pasado 20 de octubre, la Fiscalía Anticorrupción solicitó que Iglesias entrara ya en prisión para cumplir la condena de 12 años y 11 meses de cárcel que le impuso el Supremo tras ratificar la sentencia de la Audiencia Nacional por los primeros años de actividades de la trama Gürtel (1999-2005). El Ministerio Fiscal pidió la misma medida para otros 10 condenados cuyas penas oscilan entre tres y 17 años de cárcel. La Fiscalía alegaba para justificar los ingresos en prisión la existencia de riesgo de fuga.

Peticiones rechazadas

En su decisión de ayer, los magistrados que juzgaron el caso rechazan las peticiones de suspensión de entrada en la cárcel de las defensas de los condenados José Luis Izquierdo, Carmen Rodríguez Quijano y Rosalía Iglesias.

En el caso de esta última, el Tribunal explica que no existe impedimento alguno para seguir en el centro penitenciario el tratamiento de rehabilitación por una lesión de muñeca. Por su parte, Luis Bárcenas, quien ya cumple su condena a 29 años, inició los trámites para solicitar el traslado desde la cárcel de Soto del Real, en la que se encuentra ahora, a la prisión de Alcalá Meco donde previsiblemente ingresaría en los próximos días su mujer.