El juez de Barcelona Joaquín Aguirre, que investiga la presunta malversación de fondos de personas del entorno de Carles Puigdemont, dejó en libertad con cargos ayer a nueve detenidos en la macrooperación de la Guardia Civil, que supuso la detención del estado mayor del expresident. La decisión del magistrado se produjo al no pedir la Fiscalía ninguna medida cautelar. Entre los arrestados estaban el empresario, exdirigente de CDC y presidente de Aigües de Catalunya David Madí, el exconseller de ERC Xavier Vendrell y el presidente de la Plataforma Pro Seleccions Esportives Catalanes, Xavier Vinyals, que se acogieron al derecho a no declarar. El juez también acordó la libertad para el empresario Oriol Soler, hombre de confianza de Puigdemont