Nuevo pulso de Pablo Iglesias al PSOE. Tras presionar para ligar los Presupuestos a una ley que limite el precio de los alquileres, el vicepresidente segundo aprieta ahora a sus socios en el Gobierno para prohibir los desahucios mientras dure el estado de alarma. Los desahucios están paralizados ahora hasta el 31 de enero y el objetivo de Unidas Podemos es que esa suspensión se prolongue hasta el 9 de mayo.