El ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha considerado que la noticia que ha abierto un rayo de esperanza en la lucha contra la pandemia, debido a que una de las vacunas más avanzadas, la desarrollada por las farmacéuticas Pfizer y BioNTech, en principio es “eficaz en un 90%”, es un “paso importante, prometedor y relevante”. A su vez, el ministro de Ciencia, Pedro Duque, ha considerado que si hasta ahora había la “esperanza” de que habría una vacuna contra el covid, el anuncio del consorcio trae consigo la “certeza” de que habrá un antídoto y su desarrollo llegará “muy pronto”.

A este respecto, el Gobierno español espera que la UE cierre un contrato con BioNTech/Pfizer y otras compañías para la distribución de viales contra el coronavirus “esta semana o la semana próxima” y a partir de ahí “calcula” que España, en función de su población, recibirá a 20 millones de dosis del antígeno de Pfizer, a partir del 2021. Como hacen falta dos pinchazos, el Ejecutivo prevé que la primera entrega servirá para “inmunizar a unos 10 millones de personas”. “Si todo va como está previsto […] a principios de enero con esta y quizá con otras vacunas empezará una fase de vacunación y calculamos que en mayo habrá un porcentaje suficiente relevante de la población española y europea vacunada”, ha precisado Illa en una entrevista en TVE.

Los plazos para disponer de la vacuna de Pfizer

Los plazos para disponer de la vacuna de Pfizer. Agencia ATLAS / EFE

Según el vaticinio del ministro, si nada se tuerce, será a partir de mayo cuando la pandemia “entre en un estadio distinto”, de ahí que el Gobierno haya previsto precisamente esa fecha para que decaiga el estado de alarma.

Illa ha explicado además que, aunque no se “descarta” obligar a la ciudadanía a vacunarse, espera que no haya que llegar a este extremo porque la sociedad responda en “términos favorables” a la campaña de vacunación, igual que ha sucedido este año con la vacuna de la gripe, que ha registrado entre un 30% y un 40% de incremento respecto a los registros del 2019. “Vamos a ser claros y contundentes con la gente que dice mentiras y que juega a la anticiencia, no lo vamos a tolerar”, ha avisado el ministro respecto al movimiento antivacunas.

Los antígenos que sean autorizados por la agencia europea del medicamento se distribuirán gratuitamente en los centros de salud y los colectivos que en primer lugar se vacunen serán los que decida el grupo de expertos conformado hace semanas por el Gobierno, las comunidades autónomas y las sociedades científicas. “Aquí nos vamos a guiar por lo que nos digan los expertos, pero la información que recibo de ese grupo es que se empezará por los grupos más vulnerables”, como son las personas mayores, los colectivos con más predisposición a sufrir covid de forma severa y los profesionales sanitarios.

Las vacunas españolas

A su vez, el ministro de Ciencia, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, ha precisado que aunque la vacuna de Pfizer trae consigo una “gran esperanza”, no se detendrán la docena de vacunas experimentales españolas, que están en fases más iniciales, debido a que aún hay muchas “incertidumbres”, como cuánto durará la inmunidad, por lo que los ensayos españoles, que usan otras técnicas, podrían “aportar algo diferente”.

Además, la Comisión Europea ha entablado negociaciones con otras empresas, como CureVac y Moderna, mientras que ya ha firmado contratos con tres farmacéuticas: AstraZeneca, para el suministro de 300 millones de dosis, Sanofi-GSK, para otros 300 millones de dosis y Johnson&Johnson, por 200 millones de antídotos.

Por otro lado, el ministro Illa ha vuelto a descartar que en los próximos días se vaya a decretar un confinamiento domiciliario al señalar que los datos de incidencia demuestran una “cierta estabilización” de la pandemia. En su opinión, primero hay que evaluar las medidas de restricción que se están tomando al amparo del estado de alarma antes de imponer decisiones más drásticas que, “con sinceridad”, el Gobierno cree que se podrán “evitar”.