El juzgado madrileño que investigaba la polémica estancia de la vicepresidenta de Venezuela, Delcy Rodríguez, en el aeropuerto de Madrid-Barajas el pasado 20 de enero decidió archivar la causa al considerar que la zona de tránsito internacional de un aeropuerto español no es territorio nacional. El juez Antonio Serrano-Arnal investigaba el encuentro entre el ministro de Fomento, José Luis Ábalos, y Rodríguez, quien tiene prohibida por la UE la entrada y tránsito en la zona Schengen.

El magistrado sigue el criterio de la Fiscalía y se basa en el artículo 25 de la ley de Extranjería, que establece que la zona de tránsito internacional de un aeropuerto español no es territorio nacional.

La Fiscalía de Madrid solicitó a finales de octubre el archivo de la causa Delcygate al considerar que la mandataria venezolana "no manifestó su intención ni hizo acción alguna" para entrar en España.

La causa ahora archivada es diferente a la que se sigue en el Tribunal Supremo contra Ábalos por aquel encuentro. En este proceso, la fiscalía se opuso también a las querellas presentadas de los partidos Laócrata y Vox contra el ministro, a quien le atribuyen un presunto delito de prevaricación al permitir que Rodríguez "atravesara el espacio aéreo español y aterrizara en el aeropuerto de Madrid".

Contra este auto de sobreseimiento cabe recurso de reforma ante el propio juzgado y recurso de apelación ante la Audiencia Provincial. Sin embargo, la autoridad judicial señala que solo pueden impugnar su decisión el Ministerio fiscal y Vox porque entiende que ni el PP ni Laócratas están personados. Estos dos partidos aún no han depositado sus fianzas porque han recurrido la cantidad fijada por Serrano-Arnal -40.000 y 5.000 euros, respectivamente- por considerarla excesiva.

Pese a ello, fuentes de Laócratas consultadas por Europa Press han avanzado su intención de recurrir el archivo del Del cygate. A su juicio, la controversia sobre las fianzas es una cuestión técnica que no puede impedir su personación, a lo que añaden que adoptar una resolución de este calado sin que la Audiencia Provincial haya resuelto aún dicho asunto dejaría al partido en una situación de indefensión.