La etarra Natividad Jáuregui, a quien España reclama por el asesinato del teniente coronel Ramón Romeo Rotaeche en 1981, fue extraditada ayer por Bélgica, informaron fuentes próximas a la investigación. La militante de ETA fue detenida el viernes en Gante, donde estaba bajo arresto domiciliario, para proceder a su extradición a España, después de que el Tribunal de Casación belga rechazara el martes el recurso de sus abogados contra la decisión en apelación de entregarla.

Los tribunales belgas se habían negado a extraditarla hasta en tres ocasiones, rechazando las euroórdenes emitidas en 2004, 2005 y 2015, al "presumir" que España podía violar los derechos humanos de la etarra, un argumento que rechazó en 2019 el Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) de Estrasburgo. Esa corte dictaminó que la Justicia belga no había examinado de manera completa el riesgo ni las euroórdenes emitidas por España.

Recurso de Josu Ternera

Este martes, además, el Supremo francés rechazó el recurso del exdirigente etarra Josu Ternera contra la decisión, ahora ya definitiva, para su entrega a España por el atentado contra la casa cuartel de Zaragoza en 1987 en la que once personas fueron asesinadas, entre ellas seis niños.