Los Presupuestos Generales del Estado recibirán el visto bueno del Congreso mañana. Hasta entonces, las negociaciones entre el Gobierno y el resto de partidos continúa. Incluso con aquellos que ya han dado su sí a las cuentas públicas. Entre los últimos acuerdos, socialistas y Unidas Podemos pactaron con ERC incluir una moratoria en el pago de las cuotas a la Seguridad Social. Podrán solicitar este aplazamiento empresas y trabajadores autónomos incluidos en cualquier régimen de la Seguridad Social, siempre que se hallen al corriente en sus obligaciones y no tuvieran otro aplazamiento en vigor.

La enmienda registrada por el Ejecutivo de coalición y los republicanos catalanes incluye que las empresas puedan solicitar la moratoria en las cuotas cuyo devengo tenga lugar entre este mes de diciembre y febrero de 2021, un plazo que se amplía hasta marzo de 2021 para los trabajadores autónomos. Según el texto, para los aplazamientos se aplicará un interés del 0,5% y las cantidades pospuestas se amortizarán mediante pagos mensuales a lo largo de cuatro meses por cada mensualidad solicitada. Además, PSOE, Unidas Podemos y ERC han negociado una partida presupuestaria de ocho millones de euros para “proyectos de ayuda humanitaria para refugiados y asilados”, que pilotará la Secretaría de Estado de Asuntos Exteriores y para Iberoamérica y el Caribe. Según detallan, la mitad de ese presupuesto (cuatro millones de euros) los asumirá la Generalitat de Cataluña y la otra mitad, el Gobierno central.

Entre los apoyos que aún trata de recabar el Ejecutivo está el de Nueva Canarias, con quien se han comprometido, mediante otra enmienda transaccional, a transferir al Gobierno canario 100 millones de euros por el convenio de colaboración en materia de carreteras.

La enmienda a las cuentas de Montero que no saldrá adelante, ni siquiera se votará, es la que registraron hace dos semanas Unidas Podemos, ERC y EH Bildu para prohibir los desahucios. Los morados retiraron ayer esta iniciativa después del entendimiento con el PSOE para paralizar los lanzamientos y cortes de suministros de personas en situación de vulnerabilidad. Pablo Iglesias asegura que se pondrá en marcha una suspensión de los desahucios en las próximas semanas, que prorrogaría la medida hasta mayo, durante todo el estado de alarma.