El vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias, no viajará finalmente con el jefe del Ejecutivo, Pedro Sánchez, a la cumbre bilateral de Marruecos del próximo 17 de diciembre, que será más limitada que otras veces debido a la pandemia del coronavirus.

Aunque fuentes cercanas a Iglesias habían asegurado ayer lunes que el vicepresidente formaría parte de la delegación española que viajará a Rabat, fuentes de Moncloa señalaron ayer que no está previsto que acuda al viaje.

Sí formará parte de la delegación la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, de Unidas Podemos.

Fuentes de Moncloa explicaron que debido a las restricciones por el covid en Marruecos, la delegación española será menos numerosa que en reuniones precedentes. En concreto, solo acompañarán a Sánchez los ministros que firmarán una serie de memorandos de entendimiento con sus respectivos homólogos y que entre ellos no estará el vicepresidente segundo. Es en ese contexto en el que la titular de Trabajo formará parte de la delegación que encabezará Sánchez.