La renovación del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) le está suponiendo al Gobierno un sinfín de quebraderos de cabeza. Al bloqueo del PP se sumó este viernes un choque con el propio órgano de gobierno de los jueces por su petición de ser escuchado por el Congreso de los Diputados sobre la reforma del poder judicial planteada por el PSOE y Unidas Podemos.

“Es bastante insólito”, sentenció Carmen Calvo, en referencia al comunicado emitido por el CGPJ, al que acusó de querer “invadir” la soberanía parlamentaria. Además, la vicepresidenta primera desveló que el ministro de Justicia, Juan Carlos Campo, llamó por teléfono al presidente de este órgano, Carlos Lesmes, el pasado miércoles para recordarle la necesidad de que cada poder del Estado se mantenga “en su lugar”.

“El Parlamento es soberano para legislar. Es su trabajo, no tiene por qué recibir instrucciones de nadie”, sentenció Calvo en una entrevista en La Sexta dando un toque de atención al CGPJ por el comunicado que emitió el pasado jueves solicitando a la Cámara baja que recabe su opinión sobre la reforma para limitar sus atribuciones cuando esté en funciones. “Lo que tienen que hacer los demás poderes del Estado es estar a la obediencia”, insistió.

A renglón seguido, Calvo reveló parte de la conversación entre Campo y Lesmes. Según la dirigente socialista, un día antes de que el CGPJ emitiera su comunicado, el responsable de Justicia ya incidió en la idea de que “lo mejor es que cada uno (de los poderes del Estado) esté en su sitio”. A este aviso, la Vicepresidenta añadió que el poder judicial, al igual que el Ejecutivo, debe mantenerse “expectante y respetuoso” ante la decisión que adopte el Parlamento.

Bloqueo del PP

Del bloqueo ejercido por el PP, Calvo dijo que los conservadores deberán explicar por qué se niegan a aprobar la renovación del órgano y advirtió que la reforma de las mayorías para elegir a los miembros del CGPJ se mantendrá congelada “un tiempo prudencial” a la espera de los conservadores.

Campo también empujó ayer en esta línea. En una reunión que mantuvo con asociaciones de jueces mostró su preocupación por la posición del PP y pidió hacer “una llamada al cumplimiento de la Constitución”. Defendiendo el sistema actual de elección de los vocales del CGPJ, abogó por evitar el “deterioro de la imagen de la Justicia” que se está produciendo.