El envío de las más de 350.000 dosis de la vacuna de Pfizer/BioNtech previsto para este lunes ha llegado a primera hora de este martes a los aeropuertos de Madrid, Barcelona, Vitoria, Valencia y Sevilla para que comience la vacunación masiva en España este mismo martes.

Según fuentes del Gobierno, los aviones han transportado la remesa de vacunas que debían haberse entregado el día anterior pero que se retrasaron por un problema logístico de la compañía.

Tras la llegada de los vuelos y el reparto para cada comunidad autónoma, la vacuna se distribuirá para que comience la vacunación masiva en España, después de que las primeras dosis se inyectasen el pasado domingo.

Al igual que durante el fin de semana, el Ejército se encargará de llevar las vacunas a Canarias, Baleares, Ceuta y Melilla.

La vacuna de Pfizer llega al aeropuerto de Vitoria

En las Islas Canarias, las dosis han llegado a los aeropuertos de Gran Canaria y Tenerife Norte mediante un envío directo organizado por el Ministerio de Sanidad.

"Criterios de equidad"

Por su parte, el ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha asegurado este martes que ningún consejero se ha quejado de la forma en que se están repartiendo a las diferentes comunidades autónomas las vacunas que están llegando a España para hacer frente al coronavirus.

En declaraciones a TVE, Illa ha mantenido que el reparto de vacunas se está haciendo con criterios de equidad y con una población diana para la primera etapa en todas las comunidades.

"A mí ese tipo de comentarios que hacen otras formaciones políticas -ha señalado-, prefiero no entrar a comentarlos y calificarlos. El esfuerzo de vacunación que está haciendo todo Europa y el país ofrece un rayo de esperanza e intentar hacer una disputa política de este asunto me parece fuera de lugar y no voy a entrar".

El ministro cree que todos tienen que tener claro que la covid es el enemigo y considera que eso está claro en las reuniones del Consejo Interterritorial, donde hay un clima "constructivo", con aportaciones "de mucha complicidad", y una relación "muy fluida".

En el último encuentro, ningún consejero, incluido el de Madrid, le traslado ninguna queja, y además, tal y como ha recordado, en España hay que tener en cuenta que se han comprado el doble de vacunas de las que se necesitan, con que lo que habrá para todo el mundo.