Los doce procuradores de Cs con representación en las Cortes de Castilla y León han cerrado filas y han comparecido este viernes de forma conjunta para asegurar que votarán 'no' a la moción de censura presentada por el PSOE en Castilla y León, lo que, en la práctica, la hará decaer.

Así lo han asegurado en rueda de prensa tanto el portavoz del grupo Cs en las Cortes, David Castaño, como el vicepresidente, portavoz y procurador de la formación naranja, Francisco Igea, quien ha certificado que la intención de la formación es "cumplir lo pactado" y "agotar la legislatura" junto al PP.

"No podemos ser más transparentes. No hay caso y queremos dar ese mensaje a la ciudadanía", ha expresado Igea, quien ha cerrado así todas las puertas a las pretensiones de los socialistas de sumar al menos cuatro de los doce procuradores de Cs a la moción de censura, ya que en estos momentos los socialistas cuentan con el 'sí' de sus 35 procuradores y los dos de la formación Podemos, por lo que necesitaría otros cuatro para alcanzar la mayoría absoluta en las Cortes de Castilla y León, cifrada en 41 escaños.

El primero en asegurar esta unión de acción contra la moción de censura ha sido el portavoz del Grupo, que ha subrayado que los doce procuradores son una "piña" y rechazarán esta moción porque el pacto entre PP y Cs en la Comunidad "está funcionando muy bien" y porque ellos "cumplen lo que firman".

Por este motivo, Igea ha considerado una "ofensa" hacia todos los procuradores de Cs en la Cámara autonómica insinuar que alguno de ellos se saltará esta unión y se pueda adherir a la moción de censura planteada por el PSOE.

De este modo, en opinión de Ige, el acto de esta tarde sirve para "transmitir tranquilidad" a la población, ya que hoy en día el Gobierno de Castilla y León es un "ejemplo", de tal modo que él está "muy orgulloso" de él.

"La política no es el ejercicio permanente de mirarse a uno mismo en el espejo", ha continuado Igea, quien ha interpelado al líder de los socialistas en la Comunidad y candidato presentado por el PSOE en la moción de censura, Luis Tudanca, para asegurarle que nadie de su grupo parlamentario "está en venta".