El exdiputado del PP Jaime Ignacio del Burgo declaró este martes ante el tribunal que juzga la caja b que él pidió al presidente del PP en 1991, José María Aznar, una compensación para Calixto Ayensa, que no quería entrar en el gobierno navarro por la deuda de 14 millones de pesetas que había tenido que afrontar por un crédito suscrito para las elecciones del 82 para la UCD. Según el testigo, a continuación, el entonces tesorero del partido, Álvaro Lapuerta, le pagó en metálico un total de 24.000 euros en entregas de 3.600 euros.

Pese a este reconocimiento de los apuntes correspondientes reflejados en la contabilidad manuscrita suscrita por el extesorero Luis Bárcenas, principal acusado en la causa, Del Burgo insistió en que ello no implicaba la existencia de caja b alguna, porque las donaciones anónimas en efectivo eran legales, e ignoraba si Ayensa lo declaraba a Hacienda o no: "No era una retribución ni un complemento, era una compensación", se justificó por aquel crédito, dando a entender que era posible que no lo hiciera. A preguntas de la abogada del Estado Rosa María Seoane admitió que el partido podía, pese a recibir en efectivo donaciones anónimas que fueron legales hasta 2007, ingresarlo en un banco y hacer desde ahí las transferencias correspondientes.

Un mero cajero

El exdiputado, que sostuvo que el entonces gerente, Luis Bárcenas, era un mero "cajero, que no tenía capacidad de decisión" más que para entregar dinero a cambio de recibís, lo justificó en que se trataba de pagos que "requería cierta confidencialidad política", pero negó cualquier ilegalidad y, por ello, rebatió la mención que se le hacía en la sentencia de la primera época de la 'Gürtel' en el que se declaró acreditada la caja b del partido. También recogió una cantidad para una víctima del terrorismo a la que un atentado de ETA había destruido la vivienda en Pamplona, una explicación similar a la que realizó el expresidente del Senado Pío García Escudero para justificar aparecer en la contabilidad en b, aunque según dijo fue un préstamo del partido que devolvió.

Pese a la coincidencia de los apuntes de Del Burgo y del exdiputado Eugenio Nasarre, en su caso para una fundación afín al partido, ninguno de los exaltos cargos que según Bárcenas recibieron sobresueldos los admitieron. El expresidente balear Jaume Matas negó categóricamente haber recibido los 8.400 euros para alquilar un piso tras dejar de ser ministro y pedir ayuda al entonces secretario general, Javier Arenas.

Exsecretarios generales

En esa línea se mantuvo el propio Arenas, reproduciendo lo hecho por el primer exsecretario general en declarar, Ángel Acebes. Arenas fue categórico sobre los 'papeles de Bárcenas': "En lo que aparezco yo no es correcto el apunte y en los demás no puedo ser tan tajante, porque alguno ha dicho que lo eran, pero en lo que a mí me afecta, no". A continuación añadió: "No soy el único Javier de esos papeles ni tampoco el único Javier Arenas dentro de nuestra organización", aseveró.

Arenas niega haber cobrado dinero de la caja b del PP: "No soy el único Javier Arenas del PP" Agencia ATLAS

Y contradijo la versión de Bárcenas que explicó los sobresueldos como compensaciones por la pérdida retributiva que suponía asumir un ministerio. "Era una gran honor ser ministro de España y no conozco a nadie que cuando le ofrecen una cartera ministerial pregunte por sus retribuciones", añadió.

Álvarez Cascos: "No he entregado nunca dinero ni lo he recibido" Agencia ATLAS

Tanto Francisco Álvarez-Cascos como María Dolores de Cospedal negaron categóricamente la caja b. "Esa supuesta contabilidad sería de él, no era del PP", dijo Cospedal que evitó pronunciar el nombre de Bárcenas durante toda su declaración. Aseguró que no sentía animadversión hacia él, pero "si se le permitía, sí desprecio", lo que casa mal con una de las pocas veces que le citó: "Todos los procedimientos que con sus declaraciones ha generado el señor Bárcenas contra miembros del PP, han terminado dejándole en evidencia".

En cuanto al pago en negro de las obras de la sede sostuvo que "la cantidad que se pagó es lo suficientemente abultada para que no tenga que haber otro pago. Francamente esa teoría me parece bastante inverosímil."

Cospedal, sobre Bárcenas: "Ssolo siento desprecio" Agencia ATLAS