La presidenta de Ciudadanos, Inés Arrimadas, ha animado este sábado a los "moderados" a asumir su "responsabilidad histórica" y votar en las elecciones del 4 de mayo para que la Comunidad de Madrid dé un ejemplo de "concordia" frente a la "polarización" política. "Si no queréis que vuestros hijos vivan en una sociedad de bandos y sepan a qué partidos votan los padres de sus amigos, votad a Cs", ha manifestado.

Durante un mitin en la plaza del Dos de Mayo de la capital, en el que ha respaldado al candidato de la formación naranja, Edmundo Bal, Arrimadas ha indicado que la responsabilidad histórica de la generación actual es evitar que "se generen enemigos" entre vecinos, familiares o compañeros de trabajo, que es lo que cree que están haciendo algunos partidos.

"Nunca deis por hecho la concordia, la paz, y la libertad", ha advertido al explicar cómo Cataluña y Barcelona se han "degradado" en los últimos años por culpa de "políticos irresponsables" que se han dedicado a "señalar al discrepante" y han logrado que la gente reproduzca sus "insultos y consignas" en sus círculos sociales. "No podemos permitir que eso pase en la Comunidad de Madrid", ha añadido.

"Gran movilización"

La líder de Cs se ha mostrado convencida de que los madrileños van a "estar a la altura" de lo que considera un "momento histórico" y que en estos comicios va a haber "una gran movilización", también entre los "moderados", que son, a su juicio, quienes van a decidir el resultado de estos comicios.

Tras evocar el éxito de la Transición a la democracia después de "40 años de dictadura", Arrimadas ha recalcado que ahora es importante volver a dar al mundo "un ejemplo de concordia y de superación de la polarización" para "frenar esta locura", porque "la libertad no es que te hagan elegir entre dos bandos".

"Ante los discursos de los años 30, los insultos de 'rojos' y 'fachas', hay que poner futuro, modernidad, europeísmo, buena gestión y sensatez, y eso solo lo representamos en Ciudadanos", ha asegurado.

En su opinión, deben votar a Bal aquellas personas a las que les dio "vergüenza" el debate electoral de este viernes en la Cadena SER, del que se retiró el candidato de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, después de que la candidata de Vox, Rocío Monasterio, pusiera en duda las amenazas de muerte recibidas por él, por el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, y por la directora general de la Guardia Civil, María Gámez.

"Menos mal que estaba Ciudadanos y Edmundo Bal, porque ¿quién iba a representar, si no, la sensatez y las ganas de hablar, debatir y contrastar?", se ha preguntado, criticando que otros pretendieran "echar a la mitad de la población de un debate" y generar "confrontación y división entre rojos y fachas". "No se puede defender la libertad solo de la mitad de los madrileños", ha subrayado.

Condena "toda la violencia"

Arrimadas también ha pedido el voto a quienes condenan "toda la violencia", tanto la que sufren los políticos de Unidas Podemos y los de Vox, como la que reciben los de Cs en Madrid o en Cataluña y la que ejercía la banda terrorista ETA.

Desde su punto de vista, "lo lógico y lo sensato" es que después del 4 de mayo Madrid siga gobernada por el PP y Ciudadanos, como en los dos últimos años, porque cree que ese Ejecutivo, presidido por la 'popular' Isabel Díaz Ayuso, "funcionaba bien", tenía un acuerdo de gobierno firmado y los equipos montados y, por tanto, no hay necesidad de "hacer experimentos".

La líder de la formación naranja, que ha defendido la gestión de su partido, ha apostado por un modelo de impuestos bajos y políticas económicas liberales, porque "son las que generan más riqueza y bienestar y luchan mejor contra la desigualdad social", pero también unas "políticas sociales fuertes" en ámbitos como la vivienda, la sanidad, la dependencia o las residencias de ancianos.

Por último, ha reivindicado la labor de la vicealcaldesa Begoña Villacís en el Ayuntamiento de Madrid, de Juan Marín en la Vicepresidencia de la Junta de Andalucía y de Luis Garicano al frente de la delegación de Cs en el Parlamento Europeo, todos ellos presentes en el acto junto al exvicepresidente de la Comunidad de Madrid Ignacio Aguado y varios diputados, eurodiputados y dirigentes del partido.

"No puedo estar más orgullosa de ser la presidenta de Ciudadanos", "no puedo estar en mejor lugar, mejor momento y mejor partido para defender la libertad", ha exclamado.

Bal acusa a Iglesias

El candidato de Ciudadanos a la Presidencia de la Comunidad de Madrid, Edmundo Bal, ha acusado este sábado a su homólogo de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, de "negarle la palabra" a Vox y los ciudadanos que representa por levantarse del debate en la 'Cadena Ser' ante las dudas planteadas por Rocío Monasterio sobre las amenazas de muerte con balas en un sobre remitidas a él y a su familia.

Edmundo Bal acusa a Iglesias de "querer romper el diálogo" en el debate de la Cadena Ser Agencia ATLAS | Foto: EP

"Cuando se niega a alguien en un debate se le niega a los madrileños representados por esas fuerzas políticas. Nos ha retirado la palabra", ha lanzado Bal en un mitin en la Plaza del 2 de Mayo, donde ha insistido en que ayer se escenificó a "Iglesias rompiendo el diálogo y a Monasterio alegrada de que se fuera".

El candidato entiende que el peligro es que "muera la política y nazca la violencia" por la crispación motivada por los "extremos". "En el debate quedó claro que hay personas que no creen en el poder de la palabra y la razón (...) Iglesias no cree en la palabra y la razón mientras otros se alegran de que no haya debates. Fue un día triste para la democracia porque hay gente que no quiere hablar", ha proseguido.

Frente a ello, se ha situado a sí mismo porque "habla con todos" y condena "toda la violencia" y ha confesado que ayer le quedó claro que Cs era "imprescindible" para defender los "derecho de todos", porque "no se puede defender la libertad de la mitad".

"Quiero decir una cosa clara hoy. Condeno las balas en un sobre que se han mandado a Iglesias, los actos de violencia contra Vox en las calles, el escrache que vivió Villacís estando embarazada, las agresiones a mujeres policía por una candidata de Podemos y la violencia de ETA que Bildu disculpa. ¿Pero por qué nadie lo dice así? Si es muy fácil, pero no lo pueden decir ni Iglesias ni Monasterio", ha desgranado Edmundo Bal, quien ha instado a "mostrar concordia".

En este punto, ha apelado a los indecisos y a los votante 'naranjas' para ir a votar el 4 de mayo y arrancar una "revolución pacífica y silenciosa" que extienda la "concordia en toda España y la liberta de todos", recuperando el "espíritu" de la Constitución de 1978.

"Historia de amor"

En otra clave, ha indicado que ayer se escenificó una "historia de amor, un noviazgo" entre Pablo Iglesias y el candidato socialista, Ángel Gabilondo, pero ha vaticinado que "no va a haber matrimonio ni en 10 ni en 50 días" porque Madrid tendrá "el mejor Gobierno posible", que entiende que estará compuesto por PP y Cs.

Aún así, ha lanzado un mensaje tanto a Gabilondo como a la presidenta regional, Isabel Díaz Ayuso. "Estoy harto de que alguien me diga que él o ella es la libertad y la democracia. La libertad de la democracia no es patrimonio de ninguna fuerza política sino patrimonio de todos los españoles", un mensaje que Bal ha lanzado a la multitud congregada entre la que se encontraba el exvicepresidente cesado Ignacio Aguado, a quien le ha prometido que Cs volverá a Sol y completará los dos años pendientes de esta legislatura.

Reaparece Aguado

El exvicepresidente cesado Ignacio Aguado ha reaparecido este sábado en un acto de campaña de Cs en la madrileña Plaza del 2 de Mayo desde la que ha cargado contra su exsocia de Gobierno y presidenta regional, Isabel Díaz Ayuso, por haber descompuesto el Ejecutivo autonómico al convocar elecciones.

"Ahora nos dices que elijamos comunismo o libertad. Madrid ya era libre antes de que reventaras el Gobierno. Otra cosa es que ella quiera ser libre de pactar con Vox, colonizar Telemadrid o ser aforada", ha lanzado Aguado, quien ha apelado a los indecisos para que vayan a votar tras la "irresponsabilidad de pararlo todo" y demostrar en las urnas que "el centro reformista es Ciudadanos".

Aguado ha insistido en una de las ideas centrales de la campaña, que el Gobierno de Madrid funcionaba antes de convocar los comicios. En este punto ha reivindicado la labor de sus cinco consejeros 'naranjas', especialmente del de Economía, Manuel Giménez, que se encontraba en el parque de la plaza con su hijo.

"¿Si teníamos un Gobierno que funcionaba, para qué queremos experimentos? ¿A quién beneficia la crispación?", ha cuestionado el exvicepresidente. Ha deslizado además, que la llegada de Vox al Ejecutivo autonómico podría implicar tener cargos antivacunas, euroescépticos o que "desprecia a los animales y les llaman cosas".

Al hilo, ha aseverado que Madrid vive un "asedio" como que viviese por parte de las tropas napoleónicas en 1808, pero esta vez "por parte de los populistas, radicales y quienes quieren infantilizar la política jugando con el futuro por el puñado de votos que pueden conseguir por crispar".

Te puede interesar:

Por último, ha vuelto a dirigirse a los desencantados por la política y les ha asegurado que no todos los partidos son iguales y les ha explicado que "quedarse el 4 de mayo en casa sería un enorme fallo".

"A los que creen que la política no sirve para nada, hay que dejarles claro que sí. Porque condiciona todos y cada uno de vuestros actos, condiciona si conduces a 120 o 140 kilómetros por hora, si puedes fumar marihuana o no, si estás o no en ERTE o si tienes o no ayudas", ha expuesto Aguado, visiblemente emocionado, mientras los congregados coreaban su nombre y él les ha respondido: "¡Vamos!".