La vicepresidenta primera del Gobierno, Carmen Calvo, ha afirmado que la de Colón es "la foto de la impotencia de no haber aceptado el PP la llegada del PSOE al poder mediante la moción de censura que es, plenísimamente, un instrumento democrático".

Tras votar en Córdoba en el proceso de primarias del PSOE-A, Calvo señaló a los periodistas que "el PP, en vez de estar en la plaza de Colón, lo que tenía que estar haciendo es una revisión de lo que ha hecho durante diez años contra Cataluña, qué es lo que ha hecho que en estos momentos no tenga prácticamente apoyos electorales ni en Cataluña ni en el País Vasco".

Para la vicepresidenta, Colón representa "la impotencia de no haber hecho política durante diez años y de haberlo hecho con desidia contra Cataluña, además, evidentemente, de la responsabilidad inmensa de los independentistas cuando intentaron romper nuestro orden constitucional y la unidad territorial del Estado".

A su juicio, el PP se ha dejado arrastrar "por la ultraderecha y por la situación prácticamente de desaparición de Ciudadanos para seguir haciendo un formato de política que a España no le conduce a ningún sitio".

Frente a ello, Carmen Calvo, quien ha afirmado que la tramitación de los indultos se encuentran en su fase final y que pronto estarán en la mesa del Consejo de Ministros, ha defendido que "“quienes queremos que Cataluña sea lo que es en este momento, una parte importante del territorio español, tenemos que buscar fórmulas de trabajo comunes", lo que, precisó, "se llama reencontrarnos en los parámetros democráticos, que son respeto y diálogo".

"La alternativa a eso no existe y por eso estar en la Plaza de Colón lanzando proclamas de cartón piedra no significa más que la impotencia de hacer política de la derecha española, de la ultraderecha española que no acaba de entender ni la historia de España ni los acontecimientos recientes de los que ellos deberían estar en este momento también pidiendo disculpas", ha aseverado.

La vicepresidenta se ha preguntado "qué clase de alternativa es un partido que no tiene ninguna posición política ni en el País Vasco ni en Cataluña, donde hay casi siete millones de españoles", para asegurar también que "el PP está sin alternativa y como no es una alternativa para España se va a la Plaza de Colón para estar debajo de las frases vacías e inquietantes de Santiago Abascal, que es quien da las órdenes precisas para estar en la situación en la que están ellos en este momento".

En cualquier caso, les ha reclamado que fuesen "cobardes, que no le tomen el pelo a los españoles, que se hagan la foto porque allí están los tres, pero que además digan algo constructivo para Cataluña y que tenga futuro y que tenga esperanza para el resto de España que, evidentemente, tiene que salir de esta situación".

Por otro lado, el secretario general del grupo parlamentario socialista, Rafael Simancas, ha reclamado este domingo al PP un "ejercicio de patriotismo" que coloque el interés general por encima de los cálculos partidistas, "y el interés de los españoles consiste en solucionar el problema de Cataluña".

"Necesitamos menos gritos y más lealtad, menos rencor y más solidaridad, menos partidismo y más esfuerzo en aras del bien común", ha dicho Simancas en unas declaraciones en la sede del PSOE en Ferraz, donde también ha pedido al líder del PP, Pablo Casado, que "reflexione" porque hoy sus barones "le han dejado solo" en la concentración de Colón, "solo con la radical Ayuso".

El PSOE pide a Casado "lealtad y solidaridad" con el Gobierno en materia de indultos Agencia ATLAS | EFE

Simancas ha reprochado a la derecha y al centroderecha que desde Colón estén promoviendo "la discordia, la división y la confrontación" cuando la sociedad española, "hoy, más que nunca, necesita concordia, entendimiento y unidad".

El dirigente socialista ha remarcado que el interés de los españoles no pasa por "agravar, exacerbar o excitar el problema en Cataluña" que, en su opinión, es lo que están haciendo los protagonistas de la plaza de Colón.

Simancas ha lamentado que el PP en la oposición no está actuando con la debida lealtad y solidaridad hacia el Gobierno, y les ha acusado de volver a la confrontación con el tema de Cataluña, como cuando recogieron firmas contra el Estatut, "por un cálculo meramente egoísta".

El secretario general de los socialistas en el Congreso ha recriminado al PP que su "deriva radical y su complicidad con la extrema derecha" lo está alejando de la derecha moderada.

Y ha considerado que el camino para el encaje de Cataluña en España "no pasa por la plaza de Colón", pasa por la unidad y esa es la hoja ruta que propone Pedro Sánchez pese "a los obstáculos que ponga la derecha".