Después de semanas en las que los dirigentes del PP han estado presionando al Gobierno por no calificar al régimen cubano de "dictadura", Pablo Casado viaja este lunes a Colombia, donde se reunirá con el presidente del país, Iván Duque, que está bajo la lupa de las organizaciones de derechos humanos por la "brutalidad policial" contra los manifestantes que protestaban por la subida de impuestos. Casado tiene previsto almorzar con Duque el martes en el Palacio de Nariño, sede del Gobierno y residencia oficial del mandatario colombiano.

El objetivo del presidente del PP es relanzar su agenda internacional tras la pandemia aunque la elección del país no está exento de riesgos por las denuncias recibidas por el presidente colombiano por organizaciones como Human Rights Watch, que exigió que el Ejecutivo de aquel país tome medias urgentes "para proteger los derechos humanos e iniciar una reforma policial profunda para garantizar que los agentes respeten el derecho de reunión pacífica y los responsables de abusos sean llevados ante la justicia". Según datos de esa institución de derechos humanos, hubo 34 muertes durante las protestas, 20 de las cuales creen que ha sido por choques con las fuerzas de seguridad. Además, señala que, entre el 28 de abril, día del estallido social y principios de junio, cuando se alcanzó la primera tregua, se registraron 5.500 detenciones, buena parte de ellas calificadas de arbitrarias.

Los colombianos iniciaron en abril unas revueltas para protestar por una reforma tributaria que gravaba los productos alimentarios en un país en el que el 1,6% de los niños sufre de desnutrición aguda y el 12,7%, desnutrición crónica (datos de la Red de Bancos de Alimentos de Colombia, Abaco). Además, Amnistía Internacional, Greenpeace, Oxfam Intermón y FundiPau llegaron a pedir al Gobierno español el mes pasado que suspendiera las exportaciones de armas españolas a Colombia y a otros países del Golfo Pérsico, Israel y Turquía, una petición que no fue aceptada por el Ejecutivo de Pedro Sánchez.

El primer viaje de Casado al extranjero como líder del PP fue precisamente a Colombia. Lo hizo en agosto de 2018 para asistir a la toma de posesión de Duque como nuevo presidente de la República. El pasado junio, Casado expresó su "rotunda condena" ante el atentado sufrido por el mandatario colombiano y le trasladó su solidaridad por ese "ataque a las instituciones democráticas colombianas", después de que el helicóptero en el que viajaba el presidente fuera atacado a tiros en la ciudad de Cúcuta.

El martes, el máximo representante de los conservadores españoles participará en un seminario que organiza la Fundación Concordia y Libertad junto al partido Centro Democrático de Duque y que versará sobre el reforzamiento de los partidos de centro-derecha ante al avance del populismo en América Latina. Casado hace este viaje acompañado por la secretaria de Internacional del PP, Valentina Martínez, y el portavoz adjunto del Grupo Popular en el Congreso, Pablo Hispán. 

Balanza comercial

España es el principal socio de Colombia en la Unión Europea, apoyo que fue fundamental en la negociación del Acuerdo Comercial con la UE y para la eliminación del requisito del visado de turismo para los colombianos en el espacio Schengen.

Los dos países mantienen además una estrecha relación comercial cuya balanza en los últimos años ha sido favorable a España.