El presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, se abre a asistir a la Conferencia de Presidentes si se aborda "con profundidad" las diversas consecuencias de la guerra de Ucrania, tales como la llegada de refugiados y la escalada del precio de la energía.

Así lo ha explicado la portavoz del Govern, Patrícia Plaja, en la rueda de prensa posterior al Consell Executiu, que ha asegurado que si el orden del día de la conferencia de presidentes ahonda en estas cuestiones "será el momento de valorar y plantear de nuevo si es conveniente ir".

Sin embargo, ha añadido que de momento no hay ninguna novedad en el orden del día del encuentro, por lo que el presidente de la Generalitat mantiene su voluntad de no asistir.