Un grupo de activistas iraníes se ha concentrado este sábado frente al Congreso de los Diputados para pedir que España vote a favor de la propuesta del Parlamento Europeo de declarar a la Guardia Revolucionaria del país persa como organización terrorista.

La protesta se ha replicado este sábado en 21 ciudades europeas.

Los manifestantes concentrados en Madrid han gritado “régimen represivo, basta ya” o “España, escucha, apoya nuestra lucha”.

Además, hombres vestidos de negro con pasamontañas y porras han simulado ser miembros del cuerpo de élite iraní, los cuales han cargado contra mujeres ensangrentadas.

“Este cuerpo revolucionario lo creó (el Ayatolá Ruhollah Jomeini) en el 1979 y su función es reprimir las manifestaciones, matar a los manifestantes y, al mismo tiempo, exportar la república islámica a los países de alrededor”, ha dicho a los medios Sara Ahmiri, portavoz de la protesta.

La Guardia Revolucionaria “tienes actuaciones en Siria, Irak y Afganistán” y es “exportadora de terrorismo”, ha afirmado, al tiempo que ha recordado que países como Estados Unidos, Arabia Saudí o Baréin sí catalogan a estas fuerzas como grupo terrorista.

Ahmiri ha señalado que la Guardia Revolucionaria tiene “un poder muy parecido” al del líder supremo de Irán, Ali Jamenei, y que cuentan con “mucho poder económico” con el que “controlan los medios de comunicación".