La década en la que A Coruña vivió el ‘boom’ del ladrillo laopinióncoruña.es - Página no existe laopinióncoruña.es - Página no existe
Especial 10 aniversario

La década en la que A Coruña vivió el ‘boom’ del ladrillo

El municipio ha asistido a una eclosión de edificios de viviendas, centros comerciales, hoteles y puertos deportivos
 Marta Villar El coruñés del año 2000 compraba la barra de pan a 0,42 euros; regresaba a casa en el bus tras pagar los 0,69 euros del billete y podía tomar un café en las sillas de plástico con parasol instaladas en la plaza de María Pita, donde quizá se cruzaba con el alcalde, Francisco Vázquez. El coruñés del año 2010 se lleva la barra de pan a casa por 0,90 euros, paga el bus a 1,10 euros -más barato si tira de su tarjeta Millenniun- y si se toma algo en las terrazas pecera de María Pita puede ver pasar al alcalde, Javier Losada.
Durante esta década en A Coruña murió una entidad de población entera, Monte Tras da Costa, un núcleo de Eirís que desapareció del mapa y de los datos del Instituto Nacional de Estadística en 2004. Mientras tanto en estos años vieron la luz tres nuevos clubes deportivos, seis hoteles, tres grandes centros comerciales junto con otros dos de próxima apertura y nuevas Coruñas, barrios enteros como Someso y Novo Mesoiro cuyos edificios han cambiado el aspecto físico del extrarradio de la ciudad y también el demográfico.
Junto a este boom del ladrillo en forma de edificios, hoteles y centros comerciales, A Coruña ha sufrido la gran puñalada en su fachada marítima, su emblemática carta de presentación al mundo: el centro comercial y el Palacio de Congresos del puerto, un diseño de Ricardo Bofill que oculta las vistas de los coruñeses hacia el mar y la de los visitantes en barco hacia la ciudad. Su antecesor, la recordada estación marítima, era un edificio de una sola planta que dejaba vía libre a la vista hacia la Marina.
Un "mazacote", protestaron las asociaciones vecinales; y el propio alcalde de entonces, Francisco Vázquez, reconoció que fue una "decepción", un "poquito cutre" y hecho "al revés". Bofill en su día aseguró que no se convertiría en un "mamotreto que impida las vistas". En el nuevo plan general está prevista la construcción de edificios en el puerto, que ha estrenado lonja en estos años, el edificio más largo de la ciudad con 415 metros de longitud pero, esta vez sí, con nulo impacto visual.
Otra obra que ha cambiado el aspecto de la entrada en el puerto coruñés ha sido la medusa, eufemísticamente Palacio del Carbón, inaugurada en 2007 y que se chamuscó poco después. Pero una de las actuaciones de estos diez años que más han agitado a los coruñeses, al producirse en el corazón de la ciudad, ha sido la colocación de las terrazas en María Pita. Se pasó de las sillas y mesas de plástico con parasol a las peceras, aunque una vez instaladas estas cajas de cristal han gustado tan poco que algunas ya han sido eliminadas y el resto va en el mismo lento caminar.
La urbe tiene segundo Palacio de Congresos, el del puerto, pero faltaba otro espacio más para acoger los numerosos eventos que se preveían para el futuro. Así se transformó una bolsa de suelo al lado del Coliseo y nació el recinto ferial.
El centro de ocio del puerto inauguró la epidemia de centros comerciales con cines que se extendió en estos diez años por el municipio. Es el caso del Dolce Vita, que al igual que el futuro Marineda Plaza en construcción, se ubica en el polígono de A Grela; y el Espacio Coruña de Someso.
La proliferación de puertos deportivos también ha modificado, al igual que el Palexco, el paisaje del litoral coruñés. En Oza y desde el Castillo de San Antón hasta la Torre de Control lo primero que se ve son pantalanes y barcos de recreo. La oferta en puntos de amarre es hoy el triple que la de 2000 y suma ya los 1.200 atraques.
Un poco antes del inicio del boom deportivo comenzó en la urbe coruñesa la proliferación de hoteles sobre todo de grandes cadenas. En Matogrande, en la zona más cercana a la avenida Alfonso Molina, se construyeron tres casi de forma simultánea, junto con el de Juan Flórez, el de la plaza de Pontevedra, el del polígono de A Grela o el más reciente en la zona de Cuatro Caminos.
Los bloques de viviendas sin embargo constituyen el elemento que más ha transformado el paisaje urbano del ayuntamiento. La primera movilización social relacionada con la burbuja inmobiliaria que narró este periódico tuvo como víctima el asilo de los ancianos desamparados de Adelaida Muro, un espectacular edificio derribado en 2001 tras ser recalificado por el Concello y hoy ocupado por un mazacote de 243 pisos de superlujo. De nada sirvieron las firmas ni las manifestaciones ni el apoyo de 80 asociaciones vecinales.
La urbanización del Papagayo, tantos años pendiente y luego en obras, vio la luz al final del túnel también en estos años. Sólo los mayores recordarán que fue un barrio totalmente degradado y de mala fama por clubes de alterne. Hoy es un ámbito rehabilitado, un bulevar con plaza, parking subterráneo, edificios y tiendas. Su construcción fue en su día polémica por la sima que se abrió para ejecutar el parking , de 18 metros de profundidad, y las grietas que generó en viviendas aledañas.
Otro importante cambio en estos años se ha producido en la zona de la Fábrica de Tabacos. Su parte trasera con naves y arbolado ha dado lugar hoy, recientemente inaugurada, a una urbanización con bloques de pisos protegidos y libres alrededor de una gigantesca plaza pétrea.
Muchos coruñeses recuerdan las casitas, huertas y árboles en la esquina entre la avenida de Arteixo y la ronda de Outeiro, hoy abarrotada de edificios como el Vioño Park, aunque una zona verde central recuerda ese pasado. Esta urbanización con parque es quizá la que mejor ha quedado estéticamente y en verano su parque está atestado de vecinos. Lo mismo ha ocurrido con la otra esquina de este barrio, entre la ronda de Outeiro y la avenida de Finisterre. En 2001 se derribó la antigua fábrica de camisas y hoy ocupa el solar, y los anexos, el denominado edificio Parque Ronda, uno de los mayores conglomerados de bloques de pisos de esta ciudad que quiere crecer hacia A Grela. Este polígono terminará convirtiéndose en la nueva A Coruña, pues cada vez es más comercial y residencial y menos industrial, ya que las fábricas y naves se desplazan ahora a las afueras.
El acceso por la avenida de Arteixo en la zona de A Grela es precisamente la otra zona de entrada a la ciudad que ha cambiado totalmente su imagen en estos últimos años y también ha sido la más polémica. La empresa Invest Cos, con tres de los mayores y más conocidos empresarios coruñeses, compraron a Fenosa los terrenos donde se encontraba la vieja subestación eléctrica y también seis fincas de la familia de la esposa del ex alcalde, Francisco Vázquez.
Después se cambió el plan general al menos seis veces para facilitar la implantación del mayor centro comercial de Galicia, el Marineda City, junto al elemento de atracción y distracción: Ikea. Se modificó la ordenanza de aplicación a grandes superficies para aumentar altura y número de plantas. Pero sobre todo tuvo lugar un hecho insólito: se varió el trazado de la tercera ronda para que no se redujese el espacio de este macro complejo comercial. También se ejecutó un viaducto y se construye ahora una rotonda para evitar atascos por la entrada a la zona comercial.
Esta obra ha cambiado totalmente la fisonomía de este tramo de la avenida de Arteixo al igual que sucedió en el cruce de A Grela, en la glorieta de Eduardo Diz, inaugurada con la salida de este periódico a la calle. A Coruña ha crecido también hacia la salida por Alfonso Molina donde dos rascacielos, los de Someso, son ya referentes visuales. Espectacular es también Novo Mesoiro, todo un barrio recién estrenado. Un área que aún tenía suelo, la más escarpada de Monte Alto, ya se ha ocupado y donde estaban los ranchitos están ahora edificios, al igual que en Eirís, al que hoy, como dijo el alcalde sobre los barrios, no lo conoce "ni la madre que la parió".
Las viejas chabolas se derribaron y hoy existe un gran parque en lo alto así como grandes bloques de viviendas alrededor, hasta la calle Oleoducto, totalmente remodelada y eliminado el famoso muro y los chabolos . En la parte baja de esta zona se encuentra la única obra de infraestructuras completada a día de hoy en este decenio: el túnel que da acceso al puerto y a Oza.
A Coruña en esta década ha vivido la celebración de su 800 aniversario como ciudad; ha sufrido la explosión de uno de los biodigestores de la planta de basuras de Nostián; y ha festejado con euforia contar con un monumento como patrimonio de la humanidad. La memoria histórica también se ha dejado notar en la desaparición de placas con nombres de calles, algún escudo y la estatua de Millán Astray. El cambio llegó al Canalejo, ahora Chuac: Complejo Hospitalario Universitario de A Coruña.

Millenium y 'arielita'
A Coruña celebró el nuevo milenio y el cambio de siglo con un monolito de 46 metros de altura construido con cristales de colores traídos de Holanda, un diseño inspirado en la columna de Trajano que generó polémica tanto por su estética como por el sobrecoste final que elevó su presupuesto hasta más de 2,4 millones de euros.
En estos últimos años se han inaugurado otros dos elementos muy de la idiosincrasia del ex alcalde Vázquez aunque con él ya en el Vaticano: la gigantesca estatua de la Virgen del Carmen en el paseo marítimo que desplazó al monumento a la expedición de Balmis, uno de los hechos históricos más importantes y encomiables; y el ascensor panorámico de San Pedro, la arielita que llegó a estar paralizada por la Xunta tras varias averías.
También ha sido la época de pequeñas obras como el recambio de las aceras de la ciudad por otras pétreas o la compra de vehículos para mejorar la limpieza vial. Se han dado pinceladas a la zona del Orzán y se apostó por peatonalizar la vía al igual que en Ángel Senra. Otros dos pequeños cambios han tenido como protagonista al transporte público: los coruñeses estrenaron la tarjeta multiuso de pago Millenium y los conductores de bus y taxi disfrutan ahora de carriles en exclusiva en varias calles.
Esta última década también ha sido la de las soluciones. Dos mercados han estrenado imagen: el de la plaza de Pontevedra y el de la de Lugo. En esta última se optó por mantener el edificio en lugar de dejar el espacio abierto para ver los espectaculares edificios de la plaza aunque se abrió un espacio peatonal que ha humanizado la zona. El Concello también eliminó el histórico tapón urbanístico de La Falperra. Ahora la calle es más ancha y tiene una línea de aparcamiento. Se solucionó además el burato ante la Subdelegación del Gobierno, abierto durante años tras hallar restos de la antigua muralla del puerto.
El agujero se tapó tras decidir que la muralla no tenía suficiente valor. Hoy la ciudad sufre su segundo burato , el del parking de O Parrote, a causa de nuevo de las murallas del puerto, y la última idea es hacer una recreación de l baluarte y construir un área comercial. En la comarca los grandes cambios en esta década se relacionan también con las vistas y el urbanismo. Desde la autopista AP-9, en la zona de la ría, ya no se ven los silos de Bunge (antes Moyresa), derribados tras dos explosiones y después de que se decidiese el cierre de la aceitera. Desde la autopista también, pero en la AG-55 en Arteixo, tampoco se ve ya el monte de Morás, arrasado para construir el polígono industrial.
Culleredo ha completado su fachada de ciudad dormitorio con más edificios residenciales en O Burgo y O Temple y rehabilitó un tramo de paseo marítimo al borde de la ría. Oleiros ha vivido un boom urbanístico con urbanizaciones enteras de chalés.

  Es un producto de Editorial Prensa Ibérica
Queda terminantemente prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos ofrecidos a través de este medio, salvo autorización expresa del periódico. Así mismo, queda prohibida toda reproducción a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, Ley 23/2006 de la Propiedad intelectual.
logo OJD
 
logo CPM

  
  
  
Otros medios del grupo Editorial Prensa Ibérica
Diari de Girona  | Diario de Ibiza  | Diario de Mallorca  | Empordà  | Faro de Vigo  | Información  | La Opinión A Coruña  |  La Opinión de Granada  |  La Opinión de Málaga  | La Opinión de Murcia  | La Opinión de Tenerife  | La Opinión de Zamora  | La Provincia  | Levante-emv  |  La Nueva España  | Mallorca Zeitung  | Regió 7  | Superdeporte  | The Adelaide Review  | 97.7 La Radio  | Blog Mis-Recetas