110 aniversario Deportivo

110 años de la gran ilusión de A Coruña

El Dépor nació modesto, popular y muy coruñés y hoy en día nada une más a esta ciudad

08-12-2016Meneame
Arriba, Juan Long, Salvador Fojón y Venancio Deus; en el medio, Ángel Rodríguez, Manuel Álvarez, Daniel Aler y, abajo, Francisco Martínez, Félix de Paz, Virgilio, Pedro Urioste y José Rodríguez, en 1907.
Arriba, Juan Long, Salvador Fojón y Venancio Deus; en el medio, Ángel Rodríguez, Manuel Álvarez, Daniel Aler y, abajo, Francisco Martínez, Félix de Paz, Virgilio, Pedro Urioste y José Rodríguez, en 1907. . Archivo Pachy Dopico.

CARLOS MIRANDA / A CORUÑA Nada más coruñés que el Dépor. Hoy se siente como algo propio, hace 110 años tuvo una génesis apegada a su tierra y muy popular. Así nació en 1906 y esas señas de identidad le han acompañado y definido en estas once décadas. El primer club de la ciudad y de Galicia, una alternativa de poder en el fútbol español. Fue, es y será la gran ilusión de esta península.

El Corunna, su gran rival en las primeras décadas, era más british._En su nombre, en su configuración. Nació antes, fue Real antes, pero no se rindió el Dépor, ese proyecto de un hiperactivo profesor de esgrima de la calle Galera y de unos jóvenes populares e inquietos que estaban dispuestos a probar en casi cualquier deporte. El Club_Deportivo de la Sala Calvet se plantó el 8 de diciembre en el Corralón de la Gaiteira, con los aires del océano Atlántico a unos metros, dispuesto a retar al Coruña._No perdió._Ni ese día ni al siguiente._En el primero se impuso 2-1. "Jugó muy fuerte y con energía, a pesar de que desconoce algo el juego, lo que hizo que reinase alguna confusión", apuntaba la crónica de El Noroeste.


El Real Club Deportivo de la Sala Calvet se mide en el parque de Riazor con la Torre de Hércules al fondo a la Gimnástica de Madrid el 25 de julio de 1910.

Un repaso al once de aquel duelo que se tuvo que suspender por la falta de luz deja apellidos como Deus, Fojón, Álvarez, Rodríguez... Solo a Long le delatan sus orígenes._Con raíces en Liverpool, criado en A Coruña y con muchos contactos entre las tripulaciones británicas que atracaban en el puerto. Todo muy coruñés (apenas tuvo un puñado de ingleses en sus primeros años cuando en otras latitudes eran habituales) y popular._La Sala Calvet era un gimnasio menos elitista que otros centros y en él se centralizaban infinidad de actividades._Aquellos jóvenes practicaban gimnasia, esgrima, jiu-jitsu, ciclismo, remo... Eran muy comunes las exhibiciones atléticas, una de ellas en 1910 en Madrid cuando se le consideró subcampeón de Copa.

Así se gestó el Dépor que se mudó al Parque de Riazor el 16 de mayo de 1909 (el Coruña inauguró su campo de Monelos una semana antes) y allí vivió la rivalidad con su gran enemigo, unos volcánicos primeros años, su cambio a Deportivo de La Coruña, su primer título gallego en 1927, la oscura era de la Guerra Civil y el ascenso de 1941.


Federico Fernández Amor-Calvet, fundador, al fondo a la izquierda, con sus gimnastas.

Ya en Riazor, siempre a unos metros del mar, se hizo un nombre a nivel nacional y alumbró a futbolistas exquisitos como Luis Suárez o Amancio, mientras se movía entre Primera y_Segunda. Tuvo sobresaltos, llegó a jugar en Tercera y_Segunda B._Pero remontó el vuelo para, ya con Lendoiro, ganar todos los títulos posibles en España y lograr lo que estaba más allá de la ilusión en Europa. Ahora busca hacerse fuerte en Primera cuando celebra sus primeros 110 años de vida.