La diferencia entre las coberturas y los servicios de tu seguro

Todas las empresas se han tenido que reinventar y acomodarse en el nuevo entorno digital adaptando sus estrategias de marca.

por Gema Carrasco | BeContent

Las empresas han tenido que buscar nuevas fórmulas para conectar con sus clientes, y las aseguradoras no se han quedado atrás. Antes trataban de ofrecer la póliza más económica, pero ahora buscan distinguirse de otras compañías. ¿Cómo? Ofreciendo servicios adicionales.

Cuando firmamos una póliza con el seguro nos vienen especificadas las condiciones del contrato y todo lo que éste incluye, ya sea de hogar, coche, salud, decesos… Las aseguradoras están obligadas por contrato a cumplir esas cláusulas en caso de necesitar el servicio, pero además de lo pactado, están ofreciendo servicios de valor añadido como estrategia de la compañía para tratar de diferenciarse de otras.

El sector está afrontando estos nuevos retos reinventando las pólizas y adaptándose a las nuevas necesidades del mercado. La innovación llega a todos los ámbitos para hacer la vida más fácil a sus clientes.

En el mundo de los seguros de salud existen servicios adicionales a la cobertura contratada como ofertas exclusivas para cirugía refractiva, tratamientos estéticos o congelación de óvulos. No se cubre el total del coste, pero el tomador del seguro podrá disfrutar de precios especiales. También existen servicios gratuitos para hacer consultas online a médicos, nutricionistas o psicólogos.

Los seguros de coche a todo riesgo suelen ofrecer la gestión de documentación para ahorrar tiempo a los clientes, como por ejemplo a la hora de renovar el carnet de conducir. Una de las cosas más presentes a día de hoy en los extras, es el coche de sustitución que te prestan mientras tienes tu coche en el taller.

En el caso de los seguros de hogar, hay compañías que te ofrecen 4 – 8 horas al año de servicio de reparación para tareas de casa como colgar cuadros o poner unas cortinas.

Foto: iStock
Foto: iStock

Estos servicios de valor añadido no son una garantía que aparezca en la póliza, por lo que las compañías no están obligadas por contrato a hacerlo, pero los ofrecen a sus clientes como un adicional según las necesidades del mercado.

Muchas aseguradoras, además de estos servicios adicionales, ofrecen programas de fidelización con asesoramientos personales, descuentos en la propia aseguradora o en otros establecimientos o concursos, entre otras ventajas. De esta forma premian la fidelidad de sus clientes a través de un sistema de puntos.

Pero no solo se han adaptado a las necesidades actuales ofreciendo servicios de valor añadido, también han tenido que actualizar sus pólizas a las nuevas tecnologías que han ido surgiendo ofertando nuevos productos como un seguro para los smartphones, para coches ecológicos (eléctricos, híbridos…) que cada vez se utilizan más, para ciberataques o incluso para drones, con un seguro de responsabilidad civil por los daños materiales y lesiones que puedan a ocasionar a terceras personas. Es un seguro obligatorio regulado por Ley (Real Decreto 8/2014), en el que la responsabilidad se limita por Ley en función del peso del aparato, si es menos de 20 kilos o si pesa más de 20 kilos.

Las aseguradoras tendrán que seguir reinventándose porque la innovación tecnológica cada vez avanza más rápido. El coche autónomo ya está circulando en otros países, no sabemos cuándo empezará a circular en España, pero seguro que su llegada viene acompañada de nuevas pólizas de seguro.

Puedes ampliar información y conocer las Claves para comprar un seguro en la web Seguros y Pensiones para Todos de Fundación MAPFRE.

compartir  
BeContent