17 de julio de 2012
17.07.2012
Crisis económica

Productos financieros para afrontar los nuevos recortes

Los nuevos recortes y subidas impositivas aprobadas son un duro golpe para el bolsillo de los ciudadanos

17.07.2012 | 19:49
Los nuevos recortes restan poder adquisitivo a los ciudadanos

Después de muchas semanas esperando el anuncio de los nuevos ajustes del Gobierno para conseguir su objetivo del déficit, estos ya han llegado y de forma rotunda. Las nuevas medidas, que suponen recortes y subidas impositivas (IVA, gasolina, eliminación de la deducción para la vivienda a partir de 2013, retención para profesionales que suben al 21%€) es un duro golpe en general para el bolsillo de todos los ciudadanos.

¿Qué podemos hacer?

En este caso, el Gobierno, ha procurado asegurarse conseguir un efecto positivo en la recaudación, "obligando" al ciudadano a su pago a través de subidas en productos y servicios básicos. Por ello, salvo el ajuste que muchas familias estarán forzadas a realizar en sus compras disminuyéndolas por no poder llegar a fin de mes, todos sufriremos en mayor o menor medida el impacto

¿Tenemos que quedarnos con los brazos cruzados?

Por supuesto que no, estos ajustes tienen un efecto directo en nuestros productos financieros, ya sea de financiación o más fundamentalmente de ahorro e inversión, por ello les damos unos consejos básicos, para al menos, paliar parcialmente este nuevo duro golpe que sufriremos de golpe a la vuelta de las vacaciones:

La Cuenta nómina, es sin duda uno de los productos con el que podemos sacar mejores ventajas, fundamentalmente por la mayor competencia que lleva a poder conseguir muchos servicios gratuitos e incluso conseguir una devolución de parte de nuestros recibos. Después de que por segunda vez en seis meses se subiera la luz y el gas (y ya se hable de una tercera) este es un punto muy interesante, pero también es importante no tener gastos en servicios tan básicos como las transferencias o las tarjetas tanto de débito como de crédito.

En las tarjetas de débito, es importante tanto su gratuidad en su emisión y renovación, como poder sacar dinero de la mayoría de los cajeros sin coste. En las tarjetas de crédito, hay que extremar el cuidado en su uso, ya que puede ser gratis en su comisión anual, pero su utilización para financiar compras conlleva pagar intereses, que en muchos casos alcanzan y superan el 25%. A esto hay que tener en cuenta que un determinado tipo, las llamadas tarjetas revolving, que ofrecen descuentos en la compra de productos y son por tanto un importante reclamo, suelen obligar a financiar su adquisición, por lo que el descuento se puede esfumar o incluso acabar pagando más que lo ahorrado.

Esto es extensible a las tarjetas con las que conseguimos descuentos de combustible, aun más atractivas cuando se aplique las nuevas tasas que aumentarán unos diez céntimos su precio por litro, y es que incluso pagando a final de mes y no financiando, existen algunos productos que incluyen una cuota obligatoria como seguro de protección de pagos y que se añade a nuestras compras mensuales, con lo que un 3% de descuento, se queda escasamente en la mitad.

Del lado del ahorro, la mala situación financiera y las perspectivas de continuar descendiendo el precio del dinero, está desplomando el Euribor, lo que llevará en muchos casos a un descenso de rentabilidad. Por ello, y en un entorno de menor poder adquisitivo, es fundamental, comparar y buscar los mejores productos, teniendo en cuenta también que la necesidad de "tirar" de nuestros ahorros será mayor y aspectos como la liquidez o tener las más bajas (o nulas) comisiones de cancelación son más importantes.

Respecto a inversiones a más largo plazo, la economía Española y todas sus empresas en general se verán muy afectadas por estos ajustes que implican una caída del PIB para este año y al menos, también para el 2013. En el caso de empresas de consumo, con excepciones como aquellas que ofrezcan productos más económicos, el efecto será aún mayor. Si estamos ya posicionados en acciones o fondos que invierten en España, no es el momento de vender, y por supuesto, entrar ahora, aun estando muchas acciones en mínimos, nos supondrá tener sobresaltos hasta que no se clarifique nuestro futuro y lleguen señales más positivas.

En resumen, ante subidas de impuestos, nos queda ser cada vez más activos y buscar el mayor ahorro que nos ofrece la amplia oferta de productos financieros.

Antonio Gallardo, iAhorro.com, Comparador de productos financieros

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine