17 de noviembre de 2009
17.11.2009
La Opinión de A Coruña

Los deberes pendientes del 'Prestige'

Pese al aumento de los medios anticontaminación desde el hundimiento del petrolero en las costas gallegas, los expertos advierten de que la capacidad de respuesta y gestión es la misma que hace siete años

17.11.2009 | 01:00
El ex rector Meilán Gil en la presentación de varias publicaciones sobre el 'Prestige'. / fran martínez

El 'Helimer Galicia', con 18 años de antigüedad, será sustituido a principios del próximo año por un helicóptero "más moderno", según confirmó ayer la directora de Marina Mercante. Fomento ultima en la localidad coruñesa de Fene una base logística de lucha contra la contaminación "que será referente en España". Hay dos nuevos buques de recogida, el 'Don Inda' y el 'Urania Mella', y se ha duplicado el personal de Salvamento que controla el corredor de Fisterra. Pero aún son muchas las tareas pendientes: los puertos refugio han quedado en el aire, no se ha revisado el plan de contingencias y el Cepreco ha sido trasladado de A Coruña a Madrid

Cada año que pasa desde aquel fatídico 13 de noviembre de 2002, cuando el Prestige puso en alerta roja a Galicia y a la opinión pública internacional, surge la misma pregunta: ¿estamos igual o mejor preparados para afrontar una catástrofe ecológica de tal magnitud?

Mientras la Administración recuerda los nuevos medios anticontaminación puestos en marcha, la oposición se limita a criticar "la falta de avances". Expertos del fenómeno Prestige, tanto de universidades gallegas como españolas (como la Carlos III de Madrid) han plasmado en exhaustivos informes las carencias en materia de gestión de vertidos, protocolos de actuación inmediatos o la ausencia de nuevas políticas de prevención, siete años después.

La directora general de Marina Mercante, María Isabel Durántez, consideró ayer que "se ha alejado" la posibilidad de que se produzca una catástrofe similar, al recordar el refuerzo de medios aéreos, marítimos y personal. "Estamos mejor preparados, aunque la seguridad absoluta no existe", apuntó Durántez. El Gobierno central envío a Galicia en 2006 el buque polivalente Don Inda, con 1.750 toneladas de capacidad de recogida y, en el presente ejercicio, el buque anticontaminación Urania Mella, con características similares a las de un petrolero y capacidad para 5.000 toneladas de residuos. Todo suma, aunque cabe recordar que la carga de un gigante como el Prestige ascendía a 77.000 toneladas de hidrocarburos.

Gracias a la adaptación de una normativa europea, ya no circulan buques monocasco por el corredor de Fisterra, un pasillo marítimo por el que atraviesan al año cerca de 50.000 buques. El Ministerio de Fomento aclara que ha duplicado el personal en Salvamento Marítimo y reforzado los sistemas de vigilancia en las centrales de A Coruña y Fisterra para controlar una de las autopistas del mar más transitadas del mundo, situada frente al litoral gallego.

La magnitud del desastre del Prestige ha dejado demasiados deberes. Galicia se convertirá en "autonomía prioritaria" en el nuevo Plan Nacional de Salvamento 2010-2018, según informó ayer en Santiago Isabel Durántez, tras reunirse con la conselleira do Mar, Rosa Quintana.

Tal y como avanzó hace unos meses el ministro de Fomento, el Helimer Galicia, la nave aérea protectora del litoral noroeste más antigua de España con 18 años de vida, será reemplazada a principios de 2010 por un helicóptero "más moderno". Fomento ultima, además, una base logística de lucha contra la contaminación que se ubicará en la localidad coruñesa de Fene y que será un referente en España. "Galicia estará a la cabeza en el marco internacional en equipamiento y tecnología", afirmó ayer la directora de Marina Mercante. No obstante, la cara oscura de la moneda pone de manifiesto las tareas que no se han visto cumplidas en siete años de tiempo para correcciones. Teniendo en cuenta que un vertido como el del Prestige no se salva sólo con medios anticontaminación y, según declaraciones del BNG e IU, los puertos refugio han quedado en el aire y no ha habido una revisión de los protocolos de actuación (Marina Mercante anunció ayer que, en breve, se realizará un simulacro de catástrofe ecológica en la costa gallega).

La oposición recuerda que Sogarisa acumula en sus instalaciones unas 10.000 toneladas de residuos, el Cepreco (centro de control anticontaminación) fue trasladado a Madrid, no hay indicios de cesión de competencias y el plan de contingencias (manual básico de actuación) sigue en el olvido.

Expertos en Derecho Administrativo de la Universidade da Coruña criticaron ayer el traslado a Madrid del Centro para la Prevención y Lucha contra la Contaminación (Cepreco) creado en Galicia tras la catástrofe del Prestige y reclamaron a las administraciones "coordinación" para evitar otro accidente como el ocurrido en las costas gallegas hace siete años.

El catedrático de Derecho Administrativo y ex rector de la Universidad de A Coruña, José Luis Meilán Gil, reconoció ayer que desde el accidente del Prestige "no se ha hecho mucho" por mejorar la seguridad marítima. Coincidiendo con la celebración en la facultad de Derecho de una serie de actos en conmemoración del séptimo aniversario de la catástrofe ecológica, Meilán Gil confió en que pueda haber una sentencia sobre el accidente del petrolero el año que viene, tras la que, anunció, se abrirán otros pleitos en materia de responsabilidad civil y administrativa. El catedrático calificó de "alarmante" que un caso de este volumen fuese competencia del juzgado de Corcubión y apuntó que en Francia, con un caso similar como fue el del Erika y con tribunales especializados, la sentencia tardó mucho en llegar. Una de las consecuencias del Prestige fue la creación en A Coruña del Centro para la Prevención y Lucha contra la Contaminación Marítima y del Litoral, del que en los últimos días se ha comunicado su traslado a Madrid, Meilán criticó su "marcha silenciosa y con una forzada y tardía explicación".

Marta García, miembro del Observatorio del Litoral, señaló que la afirmación de que la Administración central es la que mejor puede garantizar la gestión de la seguridad marítima es "un prejuicio que carece de base".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook