09 de marzo de 2011
09.03.2011
La Opinión de A Coruña

El transporte metropolitano aumenta en un 27% los viajes en A Coruña en su primer mes

Ferrol y Santiago comenzarán a utilizar la tarjeta única y las ventajas tarifarias este mismo mes, mientras las negociaciones de la Xunta con Ourense y Vigo se mantienen bloqueadas

09.03.2011 | 01:00
Vehículos de transporte de viajeros en la estación de autobuses de A Coruña. / eduardo vicente

La prueba de fuego salió bien. El primer mes de funcionamiento del plan de transporte metropolitano en A Coruña -la primera de las áreas adheridas al proyecto de toda Galicia- se saldó con alrededor de 80.000 viajes más con respecto al año pasado. Si en febrero de 2010 el número de recorridos rozaba los 300.000 -299.591-, el mes pasado apuntó a los 400.000 -380.971- y desde el Gobierno gallego confían en que la cifra siga aumentando mes tras mes. El crecimiento en el número de trayectos interurbanos entre el 24 de enero y el 24 de febrero fue del 27% y el logro se debe al mayor uso de la tarjeta única, en un 40%. La mayor parte de los usuarios realizaron el pago a través del dispositivo -que se renovó con la puesta en marcha del plan-, un total de 274.536 en febrero de 2011 frente a los 106.435 que lo hicieron en metálico y que se mantienen en cifras similares a las de 2010, con una ligera subida del 2,5%.

Las 4.000 tarjetas que se solicitaron en las oficinas de Novacaixagalicia en los primeros quince días del plan, al margen de las 21.500 que se enviaron a casa de los que ya eran usuarios del transporte metropolitano, ya hacían prever que la iniciativa nacía con buen pie. Ahora se confirma con datos y desde la Consellería de Medio Ambiente creen que, aunque es muy pronto para valorar la iniciativa, el arranque no podía ser mejor.

Donde aún no se ha notado el incremento es en los usuarios que realizan 40 trayectos al mes y que, por tanto, se benefician del 15% de descuento, a mayores de las ventajas que de por sí tiene la tarjeta única. Sólo un 4% de los coruñeses cumplió en febrero este requisito, pero la Xunta está segura de que el incremento de viajeros provocará la subida también de este tipo de usuarios.

Ante las quejas de los usuarios en el primer mes de uso de la poca información que recibieron, la Consellería de Medio Ambiente avanza que ya están "almacenados" las nuevas marquesinas y los nuevos postes que plasmarán las rutas y horarios de las líneas de autobús. Ahora el departamento autonómico sólo espera, por un parte, que los ayuntamientos comprueben el estado de las paradas y decidan dónde hace falta la renovación y, por otra, a que se cierren las nuevas rutas de interés local y metropolitano que se añadirán al plan, por si hubiera que incluir su información en los paneles o ubicar alguna marquesina. Será en la segunda quincena cuando los usuarios tengan una mayor oferta de recorridos en el área coruñesa y también toda la información.

Pero el plan sigue su expansión. El lunes se pondrá en marcha en Santiago y una semana más tarde en Ferrol. En total se renovarán 60.000 tarjetas, 20.000 en el primer área y 40.000 en la segunda. "Se hará prácticamente a la vez", explica el director xeral de Mobilidade, Miguel Rodríguez Bugarín. Se finalizará así la primera fase, la de las comarcas que ya tenían un plan anterior de transporte metropolitano. En abril continuará el proceso, quizá con la parte más difícil.

Dificultades

"En el plan de transporte las reglas son iguales en toda Galicia". Esta es la principal razón por la que la Xunta está teniendo dificultades para conveniar con el área de Vigo el proyecto de transporte. Según Bugarín, "el Ayuntamiento de Vigo dice que no puede poner más dinero en transporte público, que ya ponen bastante". Ante esta advertencia, el Gobierno gallego recuerda que no pueden plantear "excepciones" y subvencionar más al área pontevedresa que a las del resto de Galicia. Pero hay más.

El segundo de los problemas con el alcalde, Abel Caballero, es que éste pretende que la Xunta espere a la creación formal del área metropolitana para acordar el plan. Bugarín tampoco está de acuerdo en este punto: "Yo les he dicho que pongamos en marcha el transporte cuanto antes, porque es en lo que le va al bolsillo al ciudadano, y después ya se introducirá que dependa de un organismo u otro".

También Ourense está pendiente el convenio, en el que están todos los municipios de acuerdo excepto la capital. "Plantea reservas a la entrada de los buses a la ciudad y a los intercambiadores", expone el responsable autonómico y dice que en el segundo caso, no se ponen de acuerdo Gobierno gallego y local en la ubicación de estas paradas donde se realizarán cambios de rutas.

Bugarín se muestra dialogante con ambos ejecutivos y recuerda que las demoras afectan a sus vecinos: "Son retrasos que van a perjudicar a los ciudadanos; los vigueses no están disfrutando de las ventajas que ya tienen en A Coruña".

Los que no tendrán que esperar tanto para obtener los beneficios de la tarjeta única serán los lugueses y pontevedreses, cuyos procesos están en marcha. Ambos tienen el handicap de no haber tenido un plan previo de transporte mancomunado. Si a los usuarios de A Coruña o Ferrol la nueva tarjeta les llegó a casa, por correo, en estos casos se estudia que sean las oficinas de Novacaixagalicia las que la repartan.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook