A Mesa Pola Normalización Lingüística aseguró ayer que la Xunta "es la primera responsable de la proscripción del gallego" en la administración de Justicia al distribuir un programa que, desde mayo de 2011, "impide usar el gallego" es este ámbito. La asociación presidida por Carlos Callón responde así al secretario xeral de Política Lingüística, Anxo Lorenzo, que se escudó esta semana en el actual marco legal para decir que los trabajadores de la administración de Justicia "no están obligados" a usar el gallego. Al respecto, A Mesa recordó que, según la legislación vigente, "es cierto que no existe el requisito de conocimiento del gallego para ser juez, fiscal o secretario judicial", pero "sí para el personal administrativo, que tiene que garantizar la atención oral o escrita tanto" en ambos idiomas. Por ello, Callón aconsejó a Anxo Lorenzo "mentir menos" y "tener algo más de vergüenza".