02 de abril de 2012
02.04.2012

La Xunta da por controlado el incendio que afecta al parque de As Fragas do Eume

La consellería de Medio Rural informa de que se han quemado unas 750 hectáreas, de las cuales unas 370 están son del citado espacio natural protegido

02.04.2012 | 23:27
Tareas de refresco en la zona de las Fragas do Eume afectada por el incendio. / EFE / Cabalar

 El incendio forestal iniciado el sábado en el municipio coruñés de A Capela, que afecta al Parque Natural de As Fragas do Eume, está controlado, según acaba de anunciar la Xunta en un comunicado.

El fuego, detectado a las 15.16 horas del pasado sábado, quedó controlado a las 20.00 horas de hoy, precisó la Consellería de Medio Rural, que puntualizó que ha quemado unas 750 hectáreas, de las cuales unas 370 están son del citado espacio natural protegido.

Previamente, la Xunta había anunciado el levantamiento del "nivel 1" de alerta, que fue activado el sábado de manera preventiva ante el temor de que las llamas pudieran alcanzar zonas habitadas.

Visita del delegado del Gobierno en Galicia a Monfero

El delegado del Gobierno en Galicia, Samuel Juárez, ha señalado hoy que el incendio que ha afectado a unas 750 hectáreas de monte en las Fragas do Eume está "prácticamente controlado".

Juárez, que hizo estas manifestaciones tras visitar a los militares de la UME desplazados a Monfero para apagar el fuego, afirmó que no hay llama en el perímetro del incendio y que, aunque técnicamente no se da por controlado porque hay zonas calientes que pueden reavivarse, sí considera que está prácticamente bajo control ya que el fuego no ha avanzado desde la noche del sábado.

El delegado visitó a los 334 efectivos del quinto batallón de la Unión Militar de Emergencias, que tienen su base estos días en el pabellón de deportes de Monfero. El teniente coronel de la Unidad, César Gutiérre de la Cámara, ha explicado a los medios que luchar contra el incendio fue "muy difícil" porque existía mucho material forestal combustible y desniveles de hasta 400 metros en una zona con una orografía muy complicada, el cañón del río Eume. Ha indicado que en este momento los militares están realizando tareas de vigilancia y enfriamento de los puntos más calientes para evitar que la llama pueda reavivarse.

Por su parte, la conselleira de Medio Rural, Rosa Quinta, ha negado la descoordinación en las tareas de extinción que en las últimas horas le han atribuido desde la oposición y algunos alcaldes de los municipios afectados por las llamas. Quintana ha indicado que hubo dos directores de coordinación en las zonas desde la tarde del sábado, uno localizado en la orilla norte, en A Capeña, y otro en la sur de Monfero. La conselleira dijo entender el nerviosismo de alcaldes y vecinos, pero destacó que la coordinación ha sido "excelente".

Visita del conselleiro de Medio Ambiente a las Fragas do Eume

"Bajo ningún concepto, las Fragas do Eume han desaparecido", ha afirmado este mediodía el conselleiro de Medio Ambiente, Territorio e Infraestructuras de la Xunta, Agustín Hernández, tras su visita al escenario del devastador incendio forestal que desde el sábado afecta al parque natural, donde el fuego aún sigue activo. El conselleiro se desplazó hoy al ayuntamiento coruñés de Monfero para reunirse con los alcaldes de éste y de los otros cuatro municipios -Pontedeume, Cabanas, A Capela y As Pontes- que abarca el parque natural Fragas do Eume.

En declaraciones a los periodistas, Agustín Hernández, que previamente se había reunido con técnicos del parque natural de As Fragas do Eume, señaló que ha trasladado a los alcaldes que, a la espera de un diagnóstico más detallado, el grado de afectación en la reserva del parque no es tan severo como inicialmente temían.

En este sentido, aunque reconoció que hay zonas afectadas, también señaló que hay masa arbórea por donde pasó el fuego y que ha conservado las ramas verdes, e incluso en flor.

Hernández también ha querido destacar el compromiso que el Gobierno central le ha trasladado hoy al presidente de la Xunta en la reunión de Alberto Núñez Feijóo con el ministro responsable de Medio Ambiente, Miguel Arias Cañete, quien se ha comprometido para la regeneración de las fragas.

El conselleiro insistió en que prefiere ser cauto antes de hacer un diagnósticos más detallado respecto al grado de afectación real del parque y dijo que se tomarían medidas para evitar posible arrastre de cenizas al río Eume y la ría, ante las que mencionó la posible siembra de trigo.

Más de 750 hectáreas arrasadas

El incendio forestal que afecta al corazón de las Fragas do Eume  ha arrasado ya más de 750 hectáreas. Aunque el perímetro del fuego está "controlado", según han señalado fuentes de la Consejería de Medio Rural que han confirmado que sigue activado el Nivel 1 de alerta "por  precaución" en este incendio.Las Fragas do Eume fueron declaradas parque natural en 1997. En total, tienen una superficie de 9.125  hectáreas de las que 3.497 son fraga, 406,14 masa de agua y el resto  pastos, matos y cultivos.  

Además de los medios desplegados por Medio Rural y la Diputación  de A Coruña, participa en las tareas de extinción la Unidad Militar de Emergencia (UME), que ha movilizado en el parque natural más de 200 militares, un centenar de vehículos y medios aéreos.  El fuego se inició el sábado en el municipio coruñés de A Capela, aunque posteriormente llegó al ayuntamiento de Monfero, que es el que acoge la mayor parte de la superficie de las Fragas do Eume.

As Fragas do Eume, una joya forestal

El corazón del parque natural de las Fragas do Eume, una joya forestal de más 9.000 hectáreas de naturaleza viva, ha quedado reducido a cenizas. El incendio intencionado con tres focos que comenzó pasadas las 15.00 horas del sábado en el municipio de A Capela devoró al menos 750 hectáreas -500 arboladas- según estimaciones de la Consellería de Medio Rural. La gravedad de la situación y la extensión del fuego han obligado a la Xunta a activar el nivel de alerta 1 por la proximidad de las llamas a las viviendas -el sábado fueron desalojados cerca de 300 vecinos de los lugares de Teixido, Vilariño, O Coto y A Ribeira, aunque finalmente pudieron pasar la noche en sus casas- y a reclamar la intervención de la Unidad Militar de Emergencias (UME). Hasta un total de 286 militares junto a 24 brigadas, 18 agentes forestas, 14 motobombas, tres técnicos, tres palas, siete helicópteros y siete aviones trabajaron ayer en las labores de extinción del fuego que devastó un hábitat que esconde uno de los mejores ejemplos de bosque atlántico europeo.

Las altas temperaturas y la sequía de este invierno e inicio de primavera han convertido los montes gallegos en un auténtico polvorín. En estos meses Galicia arde como si fuera pleno verano. Castrelo do Val, Monterroso, Lobios, Mondariz, Avión... La ola de incendios de la semana pasada arrasó casi 800 hectáreas en la comunidad. Solo este fin de semana en el parque natural eumés, las llamas devastaron más de 750 hectáreas. Una cifra que se queda muy por debajo de la estimación del alcalde de A Capela, Manuel Meizoso, que apuntó de una extensión afectada de al menos 2.000 hectáreas.

A primera hora de la mañana el incendio en A Capela quedó bajo control, pero las llamas seguían avanzando por varios focos simultáneos y llegaron a Monfero y Vilarmaior. Sobre las 16.30 horas, las llamas saltaron al municipio de As Pontes, donde afectaron a 5 hectáreas. El monasterio de Caaveiro, ubicado en A Capela y propiedad de la Diputación, no ha sufrido daños y se encuentra vigilado por dos camiones y efectivos de la UME.

"Acto criminal"

De acto "criminal" calificó ayer el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, el fuego en el parque natural eumés al tiempo que consideró que fue intencionado, "no cabe otra posibilidad". "La semana pasada -denunció- nos quemaron una vida (en alusión al brigadista fallecido en Castrelo do Val) y ahora nos queman un parque natural. Esto no tiene ningún sentido salvo la intención de hacer daño, de hacer un acto criminal contra la vida de las personas y el patrimonio de Galicia". En una reunión con los alcaldes de Monfero, As Pontes, Cabanas, A Capela y de Pontedeume para analizar la situación, Feijóo -acompañado por los conselleiros de Medio Ambiente y de Medio Rural, Agustín Hernández y Rosa Quintana- informó de que el incendio en las Fragas do Eume comenzó en tres focos distintos a la vez y advirtió de que las condiciones climatológicas -por la presencia de viento y humedad- unidas a la sequía, favorecieron su rápida propagación. Ante las críticas por los escasos medios movilizados, tanto Feijóo como Hernández defendieron el despliegue de la Xunta y el Gobierno central y avanzaron que se tomarán medidas para recuperar el espacio natural. "No creo que se puedan poner más medios", concluyó Feijóo al tiempo que prometió que "la investigación se va a hacer con total intensidad".

Pocos recursos ante una situación de "altísimo riesgo", el "peligro" de "descuidar la prevención", una "catástrofe sin precedentes", una "política forestal suicida", las "miserias de las políticas de conservación". Fueron los reproches que partidos políticos y organizaciones ecologistas hicieron ayer al Gobierno de Feijóo por las consecuencias del incendio que arrasó el parque natural de las Fragas do Eume.

El alcance de las llamas fue de tal magnitud que ya el sábado la Xunta demandó la intervención de la Unidad Militar de Emergencias (UME) del Ministerio de Defensa. El mismo día que comenzó el incendio ya estaban en el parque natural eumés, pero los vecinos aseguraron ayer sentirse "abandonados". El alcalde de A Capela, Manuel Meizoso, manifestó ayer su "descontento" con la actuación de la UME durante la madrugada del sábado al domingo porque, según explicó, pese a que había militares desplazados, "no tenían orden de actuación" cuando se les fue a pedir ayuda.

"Reitero lo que le dije (al presidente Feijóo), mi descontento con la actuación de la UME, estábamos abandonados por la noche", cuestionó el regidor. En este encuentro, apuntó Meizoso, presidente y conselleiros les "prometieron ayudas" y adquirieron el compromiso de repoblar el parque natural de Fragas do Eume. Su homólogo en As Pontes, Valentín González Formoso, lamentó que al "desastre" medioambiental hay que sumar las "consecuencias socioeconómicas", puesto que es una zona de turismo rural muy relevante.

Concentraciones

Las principales ciudades gallegas acogerán esta tarde concentraciones de protesta por la "respuesta al desastre intencionado" que ha causado un incendio forestal en el parque natural Fraguas do Eume, que ha arrasado 750 hectáreas.

Diversas organizaciones ecologistas han informado de esta convocatoria, que se celebrará a las 20.30 horas en A Coruña, Vigo, Compostela, Pontevedra, Lugo, Ourense y Pontedeume, localidad esta última donde media hora antes, a las 20.00 horas, se constituirá la Plataforma en Defensa de las Fragas do Eume.

"Es una tragedia para el país que la ciudadanía no puede olvidar", ha explicado la red de colectivos "Galicia no se vende" en un comunicado, en el que ha subrayado que este fuego es "gravísimo" porque "no es un incendio más, ni es un accidente, parece ser una operación premeditada, igual que muchos de los fuegos en los últimos años".

Según esta organización, los montes están ardiendo en "zonas eólicas" y "zonas forestales", y ha argumentado que "quemar" el parque natural Fraguas do Eume "beneficia" al proyecto de celulosa de As Pontes, al plan de restauración de la mina en esta localidad coruñesa, a las minas de andalucita o al proyecto de nuevo embalse en el Eume.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Elecciones Generales 2019

Domingo 10 de Noviembre de 2019, España

Congreso de los Diputados