11 de junio de 2012
11.06.2012

Los expertos apremian a la Xunta a que proteja con paja el suelo de las Fragas

Los edafólogos defienden medidas "inmediatas y urgentes" como un diagnóstico de la intensidad del fuego, la colocación de barreras o la siembra de especies de crecimiento rápido

12.04.2012 | 05:26
Dos senderistas caminan por una zona quemada de las Fragas do Eume. / fran martínez

No hay tiempo que perder. Los expertos gallegos en edafología coinciden en que es "urgente" realizar una protección inmediata del suelo de las Fragas do Eume afectado por el incendio. "Tiene que ser ya. Si es antes de un mes, mejor", apremia Francisco Díaz-Fierros, catedrático de Edafología de la Universidade de Santiago (USC).

La actuación "urgente" no tendría que acometerse en las más de 750 hectáreas de bosque atlántico calcinadas, pero sí, al menos, en las 370 de mayor protección del parque eumés (un 4% del total de la superficie de las Fragas) y en las 174 que sufrieron daños "intensos", según los datos que aportó la conselleira do Medio Rural, Rosa Quintana, durante su comparecencia en el Parlamento el martes.

Aunque las lluvias que están cayendo son de baja intensidad, los edafólogos, que estudian la composición y naturaleza del suelo, temen que unas fuertes precipitaciones provoquen una intensa erosión del suelo. Por eso, una de las actuaciones que se suele realizar en estos primeros momentos es el alfombrado con paja del suelo quemado. "En las zonas de mayor pendiente, que son las de mayor riesgo de arrastres, hay que colocar una cubierta de restos vegetales no problemáticos y lo más frecuente son restos de paja", explica Avelino Núñez, profesor de Edafología de la USC. Núñez reconoce que esta medida es "imprescindible y se debe acometer de manera inmediata". "Inmediata es ya, ahora", concluye.

Mañana -diez días después de quedar extinguido el fuego en A Capela que comenzó el 31 de marzo- está prevista una reunión del Consello Consultivo de las Fragas en la que se evaluarán los daños que provocaron las llamas y las medidas que se deben tomar. El Consello está compuesto por los alcaldes de la zona, representantes de la Xunta y el director del parque.

Para Avelino Núñez es "vital" evitar los arrastres de suelo masivos. "Una cosa es recuperar la vegetación y otra es recuperar el suelo. Esto es lo más problemático. El suelo solo se consigue recuperar con procesos naturales que llevan decenas, cientos, miles de años. Es crucial evitar los arrastres de suelo, sobre todo los masivos", insiste.

"Ahora está lloviendo sobre suelo muy seco y no parece que esté lloviendo con mucha intensidad. Pero puede darse una tormenta con mucha fuerza y eso daría lugar a un arrastre grande de sedimentos", reconoce Agustín Merino, profesor del Departamento de Edafología y Química Agrícola de la USC.

El edafólogo también apuesta por medidas a corto plazo "urgentes", aunque lo primero es "hacer un diagnóstico de la intensidad del fuego en las Fragas y de cómo ha perjudicado al suelo, porque en un mismo incendio pueden haber zonas en las que solo ha ardido la copa, en otras en las que no ha afectado al suelo y en otras, además de las copas y la vegetación, el suelo se ha visto afectado".

Los tres expertos también apuestan por otras medidas, todas ellas urgentes, para evitar el impacto de las precipitaciones intensas. Además del alfombrado del suelo afectado, también creen necesario la revegetación del ecosistema con especies herbáceas de crecimiento rápido. "En este caso se recomienda que las semillas sean de una procedencia segura y que no fomenten la aparición de especies foráneas que entren en competencia con las especies autóctonas", recuerda Agustín Merino. También sería necesaria la instalación de barreras para evitar el arrastre del suelo, sobre todo en las zonas cercanas al río Eume. "Aquellas zonas donde la vegetación de ribera está quemada es donde hay que actuar con más intensidad, porque donde hay vegetación de ribera ya es una buena protección natural para el río. Si alguna franja del río estuviese sin vegetación de ribera habría que buscar algún sistema de protección, como barreras, para que el agua no llegase al río y afectase a su ecosistema", explica Francisco Díaz-Fierros. El catedrático también insiste en que hay que evitar "el avance de especies como el matorral y el eucalipto".

Dentro de un año, Francisco Díaz-Fierros apuesta por facilitar la revegetación del parque natural. "No creo que haya que plantar nada nuevo. Si la vegetación arbórea estuviese dañada quizá no rebrotaba, pero parece que el daño no fue muy intenso en muchas zonas de la Fraga, y habrá que esperar al rebrote y que todo vaya con normalidad", explica.

Más a largo plazo Avelino Núñez insiste en que "hay que favorecer la implantación de las especies autóctonas y evitar que proliferen especies oportunistas, como el eucalipto, que con el incendio ven favorecida más su diseminación".

"Entre la discrepancia de las aproximadamente 750 hectáreas, que se dieron como provisionales por la Xunta, y las 2.000 que decía algún alcalde, algún dato real habrá", aseguró ayer la conselleira do Medio Rural, Rosa Quintana, quien reconoció que ofrecerá los "datos reales" de la superficie quemada en el incendio de las Fragas do Eume, en cuanto los tenga, ya que hay que esperar a la medición "paso a paso" con GPS sobre el terreno. Quintana se mostró de acuerdo con la Diputación de A Coruña, que el martes exigió a la Xunta que aclare las causas y muestre los "datos reales". "Claro que tendrá los datos reales, los tendrá", afirmó Quintana.

La diputada del BNG Tereixa Paz reclamó conocer la superficie que se vio afectada por el incendio y sus causas y reconoció que hasta Diego Calvo, el presidente de la Diputación coruñesa, al que se refirió como "comisario político" del PP en la provincia, "sospecha" sobre la cifra que ofreció la Xunta.

El pasado martes, el organismo provincial coruñés demandó a la Xunta que aclare las causas y dé "datos reales" de las dimensiones del incendio, y urgió la elaboración de un plan de recuperación de la zona. Esta petición la reflejaron en un manifiesto todos los grupos que conforman la corporación provincial, al comienzo del pleno ordinario.

Mientras, el ministro de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Miguel Arias Cañete, aseguró que el Gobierno va a colaborar con la Xunta en todas las actuaciones que comporta el Plan de recuperación de la Fragas do Eume que ha diseñado la Xunta.

El ministro destacó que la restauración de daños por bosques incendiados es competencia autonómica, pero en casos de grandes superficies incineradas y, previa solicitud de la comunidad autónoma, el Gobierno puede colaborar en la restauración. Cañete destacó que ya se ha procedido a la delimitación preliminar de las zonas afectadas y a una valoración de los efectos del fuego, aunque no será hasta que esta finalice cuando se conozca el impacto, los recursos económicos necesarios y la forma más conveniente de articular la colaboración entre las dos Administraciones.

PP, PSdeG y BNG coincidieron en reclamar que se adelante a mayo la aprobación del Plan de defensa contra incendios forestales de Galicia frente a los tres últimos años, que se aprobó en junio.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

GALICIA EN VINOS

Galicia en Vinos

Todos los vinos de Galicia

Consulta aquí todos los vinos de las cinco denominaciones de origen de Galicia