20 de junio de 2012
20.06.2012

La Armada mexicana pedirá presupuesto a Navantia para construir dos buques

La petrolera Pemex, que ya encargó 14 remolcadores a Galicia, está detrás de la oferta

20.06.2012 | 05:27
Núñez Feijóo, ayer en un almuerzo con empresarios. / xoán álvarez

Cuando las gradas de Navantia están a punto de quedarse vacías, el anuncio de que la petrolera Pemex, a través de la Armada mexicana, va a pedir presupuesto al astillero ferrolano para la fabricación de dos barcos quimiqueros ha supuesto un balón de oxígeno para la compañía. En el último año se han destruido más de un millar de puestos de trabajo en la comarca de Ferrolterra. Cada uno de los buques cuesta entre 70 o 75 millones y darían trabajo para 18 meses.

Solo es -por ahora- una petición de presupuesto, que se realizará en los primeros diez días de julio, pero si Navantia consigue el contrato acabaría con siete años de sequía de pedidos y con el incierto futuro del astillero.

El anuncio lo realizó ayer el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, quien destacó la "ampliación" del acuerdo estratégico firmado el pasado 24 de mayo con la cuarta mayor petrolera del mundo. En aquel momento se selló el convenio para la construcción de siete remolcadores en Galicia y de otros siete en colaboración con astilleros mexicanos. Según las estimaciones de la Xunta, la fabricación de estos 14 buques supondrá una inyección de 250 millones de euros para el naval gallego, lo que se traduciría en 2.500 puestos de trabajo -directos e indirectos- y 2,6 millones de horas de carga de trabajo. También hay un compromiso por parte de la petrolera mexicana para adquirir un hotel flotante, que se usa para alojar al personal que trabaja en plataformas, y de utilizar el puerto exterior de punta Langosteira como base de operaciones logísticas en Europa de la multinacional.

Feijóo anunció que el pasado viernes, en la reunión de la comisión de seguimiento del acuerdo, la petrolera mexicana le comunicó que solicitará presupuesto en astilleros gallegos para la construcción de dos buques quimiqueros. Uno de ellos será el de Navantía.

El presidente señaló que la petición de estos presupuestos puede "concretar la esperanza" para que Navantia "pueda empezar a resolver su problema de siete años sin un contrato y sin ofertas para hacer barcos en el astillero".

"Estos dos quimiqueros son una ampliación del acuerdo estratégico entre Pemex y la Xunta; en los primeros diez días de julio se pedirán presupuestos a Navantia y a otros astilleros privados. Espero que así Navantia recupere carga de trabajo y pueda resolver el problema con el que nos encontramos hace seis años", aseguró. También deseó que Navantia "sepa acertar" en su oferta y concrete el pedido que "solventaría una carga de trabajo importantísima". Debido al veto que existe sobre la construcción naval civil en Navantia impuesto por la Unión Europea, el pedido, de confirmarse, debería hacerlo la Armada mexicana, según recordó el presidente gallego.

Ignacio Naveiras, portavoz del Comité de Empresa de Navantia Ferrol, aseguró que el anunció "es positivo" pero que es una acción comercial más de las que la empresa tiene abiertas. "Navantia tiene 30 acciones comerciales abiertas. Esta última no es más ni menos tranquilizadora", reconoció el sindicalista que recordó que "en el sector naval no se trabaja de esa manera: anunciando un preanuncio".

Tras la reunión que mantuvo el viernes con directivos de Pemex, Feijóo aseguró que "se concretan cada vez con mayor exactitud" las fechas para la construcción de 14 remolcadores que podrían suponer "la esperanza de recuperación" de un sector que ha sufrido duros golpes en el último año.

Cuando quedan ya pocos meses para las elecciones autonómicas -tocarían en marzo de 2013 si no hay adelanto técnico-, Alberto Núñez Feijóo quiso dejar claro que no piensa abandonar el barco para hacer carrera política en Madrid. Frente a los que lo acusan de viajar con asiduidad a la capital española y de hacer méritos para entrar en el Gobierno de Rajoy, el titular de la Xunta recalcó que su futuro político está en la comunidad autónoma. "Entre ser primer ministro de Galicia y ministro del Gobierno de España, prefiero ser primer ministro de Galicia", aseguró.

En un almuerzo con empresarios organizado por la Asociación para el Progreso de la Dirección (APD) y Deloitte, Feijóo zanjó cualquier debate sobre un posible adelanto electoral al alegar que la fecha de las elecciones "solo le interesa al PSOE y al BNG". "La Xunta tiene mayoría suficiente para gobernar, disponemos de un calendario legislativo y en los próximos meses tenemos que aprobar el techo de gasto para el próximo año", recordó.

"Hay trabajo por hacer y si los gallegos me quieren votar, yo prefiero estar aquí", insistió. Pero además razonó que, en caso contrario, tampoco tendría cabida en el Gobierno de Mariano Rajoy. "Si no me quieren votar, sería rarísimo que a un político que acaba de perder las elecciones lo hagan ministro", argumentó.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Elecciones Generales 2019

Domingo 10 de Noviembre de 2019, España

Congreso de los Diputados