30 de septiembre de 2012
30.09.2012
Investigación judicial a cargos públicos

Francisco Rodríguez se va denunciando "calumnias" y "deslealtades" del PSdeG

El exalcalde dice en su última intervención que se va "tan limpio como llegué", en alusión a su imputación por cohecho y prevaricación . Marga Martín asume la Alcaldía en funciones

30.09.2012 | 02:00

Una intervención plagada de denuncias, acusaciones y reproches marcó la despedida del que, durante algo más de cinco años y medio, ocupó la Alcaldía de Ourense, el socialista Francisco Rodríguez, imputado por corrupción en la operación Pokemon por la juez de Lugo, Pilar de Lara, y que, ayer, en un pleno extraordinario y urgente, formalizaba su dimisión como regidor y su renuncia a la condición de concejal. La edil de Bienestar Social, la también socialista Marga Martín, nombrada a última hora teniente de alcalde, se convierte en alcaldesa en funciones, por un período máximo de diez días, hasta la elección del nuevo mandatario municipal.

Y, así, dijo haber sufrido "las acusaciones más perversas", además de denunciar las "calumnias y falsedades mediáticas", y señalar la "deslealtad" de muchas personas. Un mensaje directo a los cuatro concejales del grupo socialista que siguieron las consignas marcadas por la dirección del PSOE desde el momento en que se confirmó su imputación por cohecho y prevaricación, y que para Rodríguez "no pudieron o no supieron" estar en esos momentos prestando su apoyo.

De nuevo Rodríguez, siguiendo el guion marcado en un texto escrito, proclamó su "total inocencia", y aseguró que las acusaciones que por parte de la juez son "radicalmente falsas, sin pruebas, y así se demostrará sin sombra de duda". Y clamó contra lo que considera un "linchamiento mediático y político, injusto y desproporcionado", al que dijo que fue sometido en la última semana.

"Vendaval"

También aseguró, dentro de esa estrategia de discurso acusador, que nunca se había aferrado al cargo, como así se aseguró de forma reiterada en ese "vendaval que no conminaba a tomar decisiones precipitadas". La justificación que esgrimió Rodríguez para demorar 5 días su abandono, desde su imputación y libertad bajo fianza, la presentación de su renuncia, en principio solo como alcalde, aunque luego al día siguiente también se incluyó la renuncia como concejal, fue la de concretar un "relevo ordenado" en la Alcaldía.

Una cuestión que, tal y como se desarrollan los acontecimientos, se presenta de lo más complicada, debido a que en estos momentos el grupo socialista está roto, y así se pudo visualizar ayer.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Elecciones Generales 2019

Domingo 10 de Noviembre de 2019, España

Congreso de los Diputados