28 de noviembre de 2012
28.11.2012
El juicio del 'Prestige' 10 años después

Fomento sopesó llevar el 'Prestige' a Ferrol y Ares, pero vio "inconvenientes"

López-Sors declara que técnicos consultados por Marina Mercante lo desaconsejaron por problemas en el fondeo y que la opción de A Coruña fue tachada por un práctico de "temeridad"

28.11.2012 | 01:00

Fomento no solo se fijó en A Coruña para refugiar el Prestige. Aunque las opciones de puerto refugio que se pusieron por la mesa pronto fueron descartadas y se apostó por la decisión tomada nada más conocer que un petrolero estaba a la deriva en aguas próximas a Fisterra: alejar el buque de la costa. Apenas cinco días después de que el exdirector de la Marina Mercante aludiese al puerto de A Coruña como "el único" que habían sopesado para llevar el barco y vaciar las más de 70.000 toneladas de fuel que llevaba en sus "tripas", López-Sors desveló en su declaración de ayer que también estudiaron trasladarlo a Ferrol y Ares.

Pero en ambos casos, los expertos consultados vieron "inconvenientes". En el caso de Ares, se descartó por problemas de fondeo y por la fuerza del impacto del viento, según expuso ayer el ex alto cargo de Fomento a preguntas del abogado de la asociación ecologista Arco Iris, Manuel Meiriño. En cuanto a la opción de Ferrol, detalló que se descartó porque tenía el canal de entrada "muy estrecho y sinuoso" y el calado era "muy bajo".

En cuanto al resto de posibles puertos de refugio en la costa gallega, López-Sors insistió en que no veían "factible" intentar meter el barco en otro sitio: "No le veíamos las ventajas de poder hacer eso". En la instrucción del caso llegó a rumorearse que administraciones locales de otros puertos llegaron a ofrecer sus dársenas para el atraque del petrolero, como Corcubión. El ex alto cargo de Fomento disipó ayer cualquier sombra de duda: "Ninguna autoridad de esa zona nos hizo ninguna propuesta, ni Corcubión ni ningún otro". Sobre este puerto en concreto, apuntó que la administración marítima no llegó ni a evaluar esta posibilidad porque lo conocía como "un puerto donde los barcos que vienen del sur tienen una entrada muy fácil". Pero, según expuso, "si viene del norte (el caso del Prestige), el barco se queda al fondo de una ría que está abierta los vientos del suroeste" y eso, advirtió puede "destrozar" el petrolero "rápidamente".

Descartadas las opciones de Ferrol y Ares por esos "inconvenientes" apuntados por técnicos consultados por Marina Mercante, Sors solo vio entonces como viable la ría coruñesa porque -detalló ayer- "las instalaciones del puerto habrían ayudado a vaciar ese barco". Sin embargo, decidieron no optar por esta solución porque un práctico lo desaconsejó al considerar que sería una "temeridad". En contra de ese criterio apuntado por el ex alto cargo de Fomento, los letrados de la acusación apuntaron que el entonces práctico del puerto de A Coruña, Benigno Sánchez Lebón, declaró que por cuestiones técnicas no veía que la entrada del puerto de A Coruña fuese un impedimento. "Tengo que confesar que solo he consultado con un experto en cada materia", justificó López-Sors.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook