14 de marzo de 2013
14.03.2013
La Opinión de A Coruña
Datos históricos

Los antepasados gallegos de Bolívar

El libertador estaba emparentado con los Castro, los Andrade, los Ponte y los Montenegro

14.03.2013 | 21:58
Ancestros gallegos del político y militar venezolano.

Simón José Antonio de la Santísima Trinidad Bolívar y Palacios Ponte y Blanco. Con este nombre y apellidos fue bautizado el Gran Libertador de América, de cuya muerte mañana se cumplen 182 años, y a partir de esta serie de pistas comenzaron trabajar dos gallegos estrechamente vinculados con Venezuela: el cineasta Ismael González y el escritor y artista Julio M. Barreiro Rivas, más conocido por el alias que utiliza en su página web: Farandulo. Ambos se toparon con numerosas dificultades derivadas de un enrevesado árbol genealógico en el que el nombre Simón y el apellido Bolívar, se repiten en las mismas y sucesivas generaciones, pero finalmente, para hacerlo más comprensible, lograron simplificar la línea hasta formular la genealogía que ilustramos en esta página.

Sobre los ancestros gallegos de Simón Bolívar se ha especulado mucho. No suelen figurar en sus biografías oficiales, al contrario de lo que sucede con los vascos, es decir, la rama Bolívar cuyo patriarca americano fue Martín Ochoa de Bolívar Jáuregui y Rementaria, un noble vizcaíno que, en 1.557, fue nombrado Gobernador de La Española, isla que actualmente comparten los países de la República Dominicana y Haití, que se casó en Santo Domingo con la gallega Ana Hernández de Castro, de la familia aristocrática de los Castro.

De ese matrimonio nacería un único hijo, Juan Simón Bolívar Hernández de Castro. La familia residiría en La Española durante 32 años pero, ya en los postreros años de vida del patriarca y fallecida su esposa, deciden trasladarse a Caracas, donde son especialmente acogidos por otra familia de origen gallego y sangre azul, la de Pedro Ponte de Andrade Jaspe de Montenegro, del linaje coruñés de los Ponte, nacido en A Coruña en 1665, y casado con María Josefa de Marín y Narváez, nacida en Marín en 1668. La amistad entre los vascos y los gallegos cuaja en el matrimonio que contrae Juan Simón con una dama muy relacionada con los Ponte, María Martínez Villegas y Ladrón, hija del por aquel entonces Capitán General de Venezuela, Juan Martínez y Villegas.

Esta primera parte de la línea genalógica de Simón Bolívar el Libertador es obviada por muchos de sus biógrafos, pero enlaza a la perfección con la continuidad de una saga que culmina con Petronila de Ponte y Marín, hija de los ya citados Pedro de Ponte Andrade y la María Josefa, con quien contraería matrimonio Juan Bolívar Villegas y Ladrón, es decir, uno de los hijos de Juan Simón y María Martínez Villegas. Nos hallamos ya muy cerca del Libertador, pues Petronila viene a ser, como, esta vez sí,figura en todas sus biografías, su abuela, al casarse uno de los hijos del matrimonio, Juan Vicente Bolívar y Ponte, con Concepción Palacios y Blanco, esto es el padre y la madre de Simón José Antonio Bolívar y Palacios Ponte y Blanco, nacido el 24 de julio de 1783 en Caracas.

Resulta curioso comprobar cómo precisamente en sus ancestros vascos y gallegos resida, en buena parte, la animadversión que Simón Bolívar sintió desde muy joven hacia la metrópole española y acaso las raíces emocionales de su convicción independentista de la gran América con la que él soñaba. Porque en el año 1.775, el padre de Simón, Juan Vicente de Bolívar y Ponte, se trasladó a A Coruña para reivindicar su condición de heredero del Pazo da Pena Redonda, una casona campestre situada en Elviña, que figuraba a nombre de su madre, Petronila Ponte.

Lejos de encontrar fácil la gestión, Juan Vicente se tropezó con numerosas y, para él, inexplicables dificultades burocráticas que culminaron con un juicio por la propiedad del pazo, proceso al que se vio abocado por las sospechas que en España se tenían en él, donde en algunos círculos se le acusaba de conspirador contra la Corona por haber firmado, junto con Martín Tovar y el Marqués de Mijares, una carta en la que manifestaban su descontento con el tratamiento recibido en las colonias. Contra todo pronóstico jurídico, el padre de Simón Bolívar perdió aquel y juicio y, por tanto, el pazo que tenía que heredar,lo cual acentúa su ira contra el Reino de España del que, a partir de ese momento, se declara enemigo con todas las consecuencias, incluida la de hacerle la guerra, un sentimiento que transmite a toda su familia y que, lógicamente, llegó a Simón, aunque hay que decir que Juan Vicente falleció de tuberculosis en 1786 cuando el Libertador todavía no había cumplido los 3 años de edad.

Otro dato que registran las biografías de Simón Bolívar es su estancia España,y concretamente a A Coruña. A Madrid llegó en 1.800, a los 15 años, con el fin de completar sus estudios. Dos años después, con tan solo 19, contraería matrimonio con María Teresa del Toro y Alaiza. Tras la boda, el matrimonio decidió pasar unos días en Peña Redonda (o Penarredonda) pero, muy poco después del retorno a Venezuela, la joven esposa fallecía a causa de la fiebre amarilla. g g Juan Vicente Concepción Palacios y Blanco Bolívar y Ponte Simón Bolivar Palacios y Ponte Blanco Juan Simón Bolívar Hernández de Castro Monumento a Simón Bolívar en Penarredonda (A Coruña), inaugurado en 1992.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Elecciones Generales 2019

Domingo 10 de Noviembre de 2019, España

Congreso de los Diputados